Cómo lavar un edredón de plumas sin que se estropee

Los edredones de plumas pueden suponer un gran problema cuando toca lavarlos. Si quieres conocer los mejores trucos para hacerlo, no te pierdas el artículo.

por , il

    Cómo lavar un edredón de plumas sin que se estropee

    Cuando llega la primera, los edredones de plumas pierden el papel protagonista en nuestras camas y pasan a guardarse en el armario para dejar de ocupar espacio. Este es entonces, el mejor momento para lavarlos y que así queden estupendos para el próximo año. Pero, existen infinidad de problemas asociados a lavarlos: no caben en la lavadora, pierden plumas y volumen, etc. A continuación te mostramos los mejores trucos para que todo esto no sucedo.

    Cómo lavar un edredón de plumas: 4 formas de hacerlo

    Lo primero que debes hacer, cómo con cualquier otra prenda de plumas que vayas a lavar. Es consultar la etiqueta. Parece algo lógico y sencillo pero, generalmente acostumbramos a no hacerlo de forma habitual.

    Existen determinados tejidos que no admiten la limpieza convencional, y deberás llevarlos a la lavandería para que los limpien en seco con productos químicos especiales. Una vez hayas comprobado que se puede lavar a mano o a máquina, el siguiente paso a realizar cuando vayas a lavar cualquier tipo de manta grande es medir la lavadora. Esto consiste en meter el edredón dentro y comprobar si la lavadora tiene suficiente espacio para que se pueda lavar dentro. ¿Cómo puedes hacer esto? Pues bien, colócalo dentro de la lavadora y calcula que haya libre una espacio igual al de tu brazo entero y que el edredón puede dar vueltas sobre sí mismo.

    Si tiene espacio suficiente, y quieres lavarlo en la lavadora, incluye dentro del tambor un par de pelotas de tenis para que durante el lavado, vayan golpeando el edredón y que así, este no pierda volumen. También es importante, que pongas el programa más bajo de centrifugado y dejes secar al aire totalmente extendido. De lo contrario las plumas perderán su tamaño y consistencia.

    Si por el contrario no cabe en la lavadora, deberás lavarlo en la bañera. Es más aparatoso pero también más sencillo lo único que debes tener en cuenta, es ir golpeándolo de forma uniforme mientras frotas el detergente y de la misma manera que en la limpieza a máquina, dejar secar al aire libre y totalmente extendido para mantener las plumas en buen estado.

    Mantener los edredones por mucho tiempo

    Los edredones de plumas, son una pieza fundamental de la ropa de invierno, que además es muy cara. Es necesario que sigas estos consejos para lavarlo y que posteriormente lo guardes en alguna caja, si la guardas en el armario cuando coloques la ropa de invierno, envuélvelo en un plástico para que no coja polvo si no el trabajo de limpieza, habrá sido en vano.