Cómo llevar a gente que no soportas con dignidad

Si convives con alguien que no aguantas, ¡no sufras! Te contamos cómo llevar a gente que no soportas con dignidad. ¡No te amargará nunca más!

por , il

    Cómo llevar a gente que no soportas con dignidad

    Todo el mundo debe enfrentarse a personas desagradables en algún momento de su vida, ya sea en la universidad, en el trabajo o en tu propia familia. No obstante, en ocasiones no es factible el dejarlas a un lado como a una persona tóxica más, ya que entran en juego otros factores como puede ser la amistad con otra persona a la que sí le cae bien o nuestro propio puesto de trabajo. Si te encuentras en esta situación, ¡no sufras! Te contamos cómo llevar a gente que no soportas con dignidad.

    Consejos para llevar a gente que no soportas con dignidad

    • No culpes a nadie. A veces no tragamos a una persona por prejuicios o por razones meramente químicas por lo que, a menos que realmente te haya atacado, no deberás señalarla como la culpable de que no te caiga bien. Igualmente, tú tampoco deberás culparte a menos que hayas hecho algo que ronde por tu conciencia, ya que solo conseguirás elevar tu frustración al estar con ella. Lo mejor es relajarse, tratar de llevarse bien con la persona en cuestión y, si no es posible, separar vuestros caminos.
    • Busca cosas en común. Es normal que entre vosotros solo seáis capaces de ver aspectos en los que discrepáis pero, ¿habéis probado a investigar qué es lo que os une? Puede que tengáis un hobby en común o incluso algo que no os gusta a los dos. A partir de aquí podéis sacar un tema del cual hablar y, ¿quién sabe?, puede que descubras que en el fondo no es tan descabellada la idea de llegar a ser amigos.
    • No tenéis que tener los mismos planes. Si uno quiere irse a la playa y el otro a la montaña, ¿por qué discutir? Que cada cual haga las actividades que prefiera es indispensable para evitar discusiones y malas caras. ¡Los dos lo pasaréis mejor!
    • llevar a gente que no soportas
    • Planificación al máximo. Si, contrariamente a lo mencionado en el punto anterior, no es posible que cada uno escoja destino y tenéis que ir juntos a un mismo lugar, lo mejor es dejar bien planificado cada uno de los puntos importantes y tratar de cumplirlo a rajatabla. Podéis dejar planificadas las comidas, las horas de salida y de llegada e, incluso, qué os vais a llevar cada uno a las excursiones que hagáis en común.
    • Nunca pelees. ¿La persona en cuestión te provoca o ataca continuamente? Has de saber que lo hace precisamente para que te enfades y saltes. Esto es especialmente peligroso para ti, ya que con el calor del odio podrías decir algo inoportuno que te ridiculice o que dé para hablar de ti durante mucho tiempo. Lo que debes hacer en estos casos es, precisamente, pasar de sus comentarios o decirle claramente que deje de atacarte. Pero, eso sí, siempre manteniendo un tono educado para no ponerte a su misma altura.
    • llevar a gente que no soportas
    • En el peor de los casos, ignórala. Sabemos que a veces es imposible el llevarnos bien con una persona que no soportamos, especialmente si la otra parte nunca da su brazo a torcer. En estos casos deberás decir “basta ya” antes de que el rencor te reconcoma por dentro y dejarle claro que cada uno debe ir por su camino. Puede que no sea una opción agradable, pero en ocasiones es la única solución. ¡Ánimo y que nadie te amargue el día!
    • llevar a gente que no soportas