Cómo podar la poisentia o flor de pascua tras la Navidad

Cómo podar la poisentia o flor de pascua tras la Navidad

Haz que tu flor de pascua o poisentia sobreviva hasta la próxima Navidad con estos consejos para podarla. ¡Se mantendrá fantástica todo el año!

por en Jardinería, Ocio
    Cómo podar la poisentia o flor de pascua tras la Navidad

    Cuando pasa la Navidad siempre nos quedan recuerdos fantásticos con nuestros seres queridos, pero también un montón de objetos característicos de esta festividad, como la planta navideña tradicional. Si no sabes cómo cuidarla, te mostramos cómo podar la poisentia o flor de pascua tras la Navidad.

    La flor de pascua es la planta más característica de la Navidad, pero como todo ser vivo necesita de unos cuidados básicos para poder sobrevivir hasta el próximo año.
    Lo primero que debemos tener en cuenta es que las hojas rojas son producto de la floración, por lo que es totalmente normal que acaben cayéndose. Muchas personas relacionan este síntoma con la muerte de la planta, pero nada más lejos de la realidad.

    1. ¿Cuándo hacerlo?

    La poda debe realizarse justo después de que la flor de pascua haya perdido todas sus hojas, tanto las rojas como las verdes. Esto suele suceder a finales de enero o principios de febrero, aunque depende mucho de la temperatura de tu zona o del propio ambiente de la casa.

    2. Cortar los tallos

    Cuando la poisentia ya no tenga hojas, lo ideal es que cortes sus tallos hasta dejarlos a una altura de unos 10 cm aproximadamente. Además, también deberás quitar los tallos más pequeñitos para que no absorban la humedad y dejen camino libre a los más gruesos.

    3. Séllala

    Cada vez que una planta se poda es necesario sellar los extremos de los tallos, ya que el corte supone una apertura en la planta por la que pueden introducirse plagas o infecciones que pueden enfermarla. Para ello existen productos en el mercado, pero un remedio casero muy eficaz es utilizar cera de vela derretida.

    1. Utiliza guantes

    Los guantes son indispensables a la hora de podar tu flor de pascua o cualquier otra planta, y es que la savia puede resultar muy irritante si entra en contacto con la piel o con las mucosas. ¡Lo primero es protegerse!

    2. Añade fertilizante

    Para que la planta crezca con fuerza y se mantenga saludable para el próximo año, va a necesitar un poco de fertilizante líquido universal. Lo más recomendable es utilizarlo cada 10 días, aunque puedes hacerlo en un plazo más amplio.

    3. Ofrécele oscuridad

    Para mantener sana tu poisentia deberás tener siempre en cuenta que es una planta invernal, por lo que necesitará unas 12 horas de oscuridad diarias. Por ello, y especialmente en la época estival, vas a tener que mantenerla en una habitación que pueda ofrecerle dicha penumbra. Eso sí, recordando no colocarla en el dormitorio, ya que sigue siendo una planta venenosa. ¡Llegará al año próximo en perfectas condiciones!

    586

    ESCRITO POR PUBLICADO EN JardineríaOcio
     
     
     
     
     
     
    Más populares