Cómo secar la ropa rápidamente

Aprende los trucos para secar tu ropa a velocidad ultrasónica. ¡Nunca más tendrás sucia tu prenda favorita!

por , il

    Cómo secar la ropa rápidamente

    El clima invernal no es el mejor para secar la ropa. No es que sea un enorme problema si no necesitamos las prendas inmediatamente, pero puede darse el caso de que precisamente se nos ha ensuciado la blusa que planeábamos ponernos para nuestra cita. Obviamente, con la humedad y la escarcha va a ser muy difícil tenerla a tiempo. Para solucionarlo, te mostramos cómo secar la ropa rápidamente. ¡No tendrás problema alguno!

    ¿Cómo secar la ropa más rápido?

    1. Opta por un programa ultrarrápido

    Si quieres que tu ropa se seque rápidamente sólo tendrás que poner el programa más rápido que tenga tu lavadora, que por lo general suele durar unos 10 o 15 minutos. El centrifugado de dicho programa irá a toda velocidad, por lo que apenas quedará agua en la prenda cuando la saques.

    2. Aplica un doble centrifugado

    Si aun utilizando el programa ultrarrápido no consigues eliminar gran parte de la humedad de la ropa, lo mejor es que vuelvas a introducirlo a la lavadora y le des un doble centrifugado. ¡Saldrá casi seca!

    3. Recurre al escurreverduras

    Al igual que ocurre cuando introducimos lechuga o cualquier otro alimento en el escurreverduras, la ropa interior quedará prácticamente seca. De hecho, podrás comprobar todo el agua que has sido capaz de quitarle sólo mirando el recipiente una vez hayas acabado.

    4. Separa muy bien las prendas

    Cuando vayas a tender la ropa en el tendedero ten en cuenta que deberás dejar un buen espacio entre prenda y prenda para que pueda pasar el aire por en medio. De otro modo tardará muchísimo al obstruirse el paso del viento.

    5. Enróllala en una toalla

    Hay varias formas de utilizar una toalla para ayudarte a secar tu ropa. Para la primera, extiende una toalla seca, coloca encima la prenda que necesites y enróllala, de modo que pueda absorber totalmente la humedad. Otro modo es meter en la secadora la ropa mojada y una toalla para que absorba el agua de las otras prendas.

    6. Optimiza el radiador y el ventilador

    Colocar tu ropa cerca del radiador en invierno o del ventilador te ayudará a secarla a una velocidad mucho mayor, especialmente si hablamos de prendas de lana. Además, te ayudará a evitar que adquiera un mal olor por estar demasiado tiempo húmeda.

    7. Hazte con un deshumidificador

    Los días lluviosos nos arruinan completamente nuestra colada, y es que resulta imposible sacarla afuera para que se seque. En este caso, te recomendamos que coloques la ropa en perchas o sobre sillas y la sitúes en cualquier habitación de la casa junto a un deshumidificador. Además, te ayudará a acabar con la humedad de la casa.