Navidad 2016

Cómo tender la ropa para no tener que planchar

Cómo tender la ropa para no tener que planchar

Di adiós al planchado con estos sencillos consejos para tender la ropa. Ahorrarás tiempo que podrás dedicar a otras cosas.

por en Ocio, Soluciones y remedios caseros
    Cómo tender la ropa para no tener que planchar

    Planchar es una de las tareas domésticas que menos gustan, y es que, ¿a quién no le aturde la simple idea de contar con montones de ropa arrugada? Además, es un trabajo que supone un aumento considerable de la temperatura ambiental, por lo que empeora en los meses más calurosos. Queremos ayudarte a evitar esta labor tediosa, por lo que te presentamos estos consejos sobre cómo tender la ropa para no tener que planchar.

    Al lavar la ropa tanto en la lavadora como de forma manual, lo normal es encontrarte con un montón de telas arrugadas, por lo que debes comenzar tomando una prenda y sacudiéndola bien. Con esto conseguirás desperezarla y evitar gran parte de arrugas, además de asegurarte de que no contiene ninguna pequeña prenda en su interior, como un calcetín.
    A la hora de tender, te recomendamos que coloques todas las prendas iguales juntas, aunque las más pequeñas pueden acoplarse en los huecos que queden libres. Además, es preferible no utilizar pinzas a menos que sea estrictamente necesario. No obstante, te indicamos a continuación en qué lugares debes ponerlas según la prenda.
    En primer lugar comenzaremos por las prendas más delicadas: las camisas. Éstas no llevarán demasiada agua incorporada, ya que nunca cuentan con una tela especialmente gruesa. Por ello, lo más adecuado es colocarlas en una percha y situarlas en una de las cuerdas del tendedero. No utilizar pinzas evita al máximo la aparición de arrugas. ¡Pero ojo! Si hace viento no la pongas en la intemperie.

    Es mejor que las sitúes en el interior de la casa.
    Extiende las camisetas y colócalas sobre la cuerda, dobladas a la altura de las axilas. Es justo en esta costura donde deberás colocar las pinzas, ya que es una marca que no estará a la vista.
    Respecto a los pantalones, hay muchas leyendas urbanas que, lejos de dejar sin arrugas nuestra prenda, le otorgan algunas extra. La mejor opción es, sin duda, tenderlos por los extremos de la cintura con cuidado. Con las faldas hay que hacer lo mismo, ya que su propio peso hará que las arrugas desaparezcan por completo.
    La ropa interior sigue la misma dinámica que los pantalones y las faldas, por lo que también se tienden siempre por la cintura en caso de contar con una única cuerda. Si tienes un tendedero de metal, lo idóneo es que las extiendas sobre las varillas para que no tengan ninguna marca.
    Por último, las toallas y paños de cocina se deben tender colocando dos pinzas en los extremos de un lado. Con esto evitarás, además de las arrugas, su posible deformación.

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que eches un vistazo a estos 8 consejos para lavar y conservar la ropa de lana.

    580

    ESCRITO POR PUBLICADO EN OcioSoluciones y remedios caseros

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares