Complementos básicos para decorar al estilo nórdico

El estilo nórdico cada vez está más de moda para decorar la casa. ¿Quieres replicarlo? Aquí tienes los complementos imprescindibles.

por , il - Última actualización

    El estilo de decoración nórdico cada vez está más de moda y lo mejor de todo es que se trata un estilo muy fácil de replicar. Tan solo necesitas unas paredes blancas (o de un gris muy suave), suelos de madera clara y con poco barniz (tu parquet desgastado por el uso es perfecto) y muebles de líneas rectas y también de tonos claros o madera de haya o abedul como los que puedes encontrar en Ikea. Respecto a los complementos, aquí tienes una lista de los imprescindibles.

    También te puede interesar: Decálogo de reglas para decorar casas pequeñas y ¿Qué dice sobre ti tu casa?.

    Cestos para ordenar

    Nada es más propiamente nórdico que el orden. Este estilo se caracteriza por cierto minimalismo, y el hecho de que todo esté en su sitio es básico para mantenerlo. Por eso, los cestos de mimbre, como este de Zara Home, se convierten en objetos decorativos imprescindibles cuya función principal es la de almacenar.

    Estampados geométricos

    Son imprescindibles si quieres replicar el estilo nórdico. Elige textiles que combinen diferentes formas geométricas y que demás te sirvan para poner una nota de color entre tan neutralidad. Por ejemplo, los verdes agua como el de este cojín de H&M son ideales, pero también puedes decantarte por el mostaza, el rosa pastel, por el rojo y el negro.

    Decoración en cobre

    El cobre y el latón son los metales imprescindible para marcos, jarrones, maceteros y candelabros (este es de H&M). Tiene cierta reminiscencia industrial y también vintage, estilos que encajan a la perfección en el lienzo en blanco que supone una decoración nórdica y que le dan una nota mucho más personal y sofisticada.

    Tejidos cálidos

    El estilo nórdico es propio de países como Suecia o Finlandia donde hay pocas horas de luz y los inviernos son largos e intensos. Por eso, los textiles de tejidos cálidos como la lana son un básico imprescindible. Alfombras (como esta con estampado geométrico de H&M), cojines, plaids… todos ellos tienen su versión en lana y tienen la gran ventaja de que puedes hacerlos tú misma.

    Madera natural

    El haya y el abedul son las maderas preferidas por os amantes del estilo nórdico. Por eso, además de en los suelos y en algunos muebles, es buena idea incorporar piezas decorativas como esta lámpara de pie, de Maisons du Monde, que también la incorporan en su forma más natural. Otra opción es poner cajas recicladas y espejos con marcos anchos y sin tratar.