Comprar muebles antiguos: Consejos de experto

Comprar muebles antiguos es todo un arte. Interioriza estos consejos de experto para elegir correctamente sin que te den gato por liebre.

por , il

    Comprar muebles antiguos: Consejos de experto

    Comprar muebles antiguos no solo puede ayudarte a ahorrar, sino que con un poco de maña podrás conseguir una decoración vintage que rodeará tu casa con una atmósfera muy especial. Pero eso sí, comprar muebles antiguos es todo un arte, por lo que deberás estar con os ojos muy abiertos si es que no quieres que te den gato por liebre. Si estás pensando en comprar muebles antiguos, no te pierdas estos consejos de experto para elegir correctamente.

    Consejos para comprar muebles antiguos

    1. Infórmate sobre su fabricación. En la antigüedad, la mayoría de mobiliario se fabricaba mediante un proceso artesanal. Es decir, casi todos los muebles antiguos que vayas a encontrar estarán casi forzosamente elaborados a mano. Esto es algo lógico pero también muy importante precisamente porque saber cómo se ha fabricado es fundamental para reconocer si un mueble es de la época que nos afirman y tiene un gran valor o, por el contrario, se trata de una imitación y quieren intentar colárnosla. Te recomendamos que te informes de la marca (si es que la tiene), del lugar de procedencia, de cómo se fabricaba dicho mueble en la época y del proceso de fabricación.
    2. Comprueba la información anterior. Una vez tengas el mueble que te ofrecen delante, aplica todo lo aprendido en el consejo anterior y examínala a fondo. Si es falso comprobarás que no es del material que debería, no hay marcas de cola en las juntas o que está hecho con clavos siendo de una época en la que no se utilizaban. Por supuesto, este paso también te sirve para verificar si realmente es de la marca que te ha indicado el vendedor.
    3. Busca posibles daños y restauraciones. Cuando un mueble tiene muchos años es normal que sufra cierto deterioro y algún que otro golpe, por lo que es importante tenerlos, cuanto menos, localizados. Si estás buscando muebles que rondan el siglo XVIII no tendrás que preocuparte demasiado por las grietas de la madera, ya que están debidas a la expansión y contracción por la temperatura. De hecho, deberás empezar a preocuparte si te ofrecen uno que no las lleve. La zona que suele deteriorarse con mayor facilidad son los pies, por lo que muchos vendedores los reparan antes de ponerlas a la venta tratando de aumentar su valor. En este caso puede darse una sustitución de la pieza o una restauración de la antigua. En cualquier caso, la calidad de la ejecución será la que determine si un mueble se torna más o menos costoso.
    4. Busca en subastas online. Las tiendas de antigüedades no son tan fáciles de encontrar, y menos si vives fuera de las grandes ciudades. Internet va a ser uno de los mejores lugares donde localizar los muebles que tanto estás buscando. Existen cientos de páginas webs para vender objetos usados, e incluso podrás acceder a subastas para pujar por auténticas piezas de coleccionismo. Pero eso sí, también es un canal de venta que resulta menos fiable que la venta presencia, por lo que nuestra recomendación es que antes de comprar uno de estos muebles trates de verlo en persona para asegurarte de que se cumplen las características descritas por el vendedor.
    5. Compra lo que te guste. Los muebles antiguos pueden resultar muy caros. ¿Por qué querrías gastar esa alta cantidad de dinero si no es para estar más feliz con tu entorno? Olvídate de comprarlos para presumir de tener una mesa de hace tres siglos y céntrate en lo que realmente te guste. ¡Seguro que incluso acabas ahorrando algo de dinero!

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que también eches un vistazo a estas ideas para decorar la casa con muebles antiguos y a estas ideas para reutilizar muebles viejos.