Consejos para almacenar la ropa, cómo conseguir espacio

Almacenar la ropa siempre es algo complicado, sobre todo si nos acabamos de mudar a una casa más pequeña con menos espacio. Si quieres saber cómo conseguir espacio, no te pierdas el artículo

por , il

    Consejos para almacenar la ropa, cómo conseguir espacio

    Uno de los problemas más comunes a los que nos enfrentamos cuando realizamos cualquier mudanza, es el espacio. Dónde colocar toda la ropa, sin perderla. Pues bien, existen infinidad de trucos que pueden hacer que tengamos mucho más contenido de prendas en un espacio mucho más reducido y sabiendo perfectamente donde hemos puesto cada cosa. No pierdas más tiempo buscando esos pantalones desaparecidos y sigue nuestros consejos.

    l

    Menos es más

    Aceptar la realidad

    Uno de los principales problemas que tenemos a la hora de conseguir espacio en los armarios, es la cantidad de ropa desfasada que ya no utilizamos. Esa que ni si quiera nos sirve pero seguimos conservando con la esperanza de adelgazar de un modo tan extremo que nunca llega. Lo primero que hay que hacer para ganar espacio y tener un armario útil en función de nuestras necesidades y nuestra casa, es deshacerse de toda esta ropa, tírala, dónala o bien si no quieres bajo ningún concepto desprenderte de ella, lo que puedes hacer es almacenarla en cajas en el trastero, la galería o cualquier espacio libre que tengas en casa por extraño que sea.

    Doblar la ropa

    Estamos acostumbrados a doblar la ropa del modo tradicional, que es de forma cuadrada, pero la realidad es que si doblamos los pantalones y camisetas en forma de rollo, optimizamos muchísimo más el espacio de las lejas y cajones del armario. De esta forma, podemos introducir un 50% más de prendas en el mismo espacio sin perjudicar o arrugar la prenda.

    Las estanterías como opción

    Si aun doblando la ropa de forma cilíndrica, y habiéndote deshecho de aquellas prendas que no te pones sigues sin tener espacio suficiente en el armario.Una buena opción es utilizar las estanterías, prueba a colocarlas cerca del armario, y a poner en cada uno de los estantes un tipo determinado de ropa, ordenados por colores. También puedes utilizarlas para guardas complementos como bolsos o pañuelos en cajas de tela decorativas. De esta manera no solo ahorrarás espacio, sino que mejorarás la decoración del cuarto de forma original.

    Ropa de temporada

    Es necesario que además de todo lo anterior, cada vez que cambie la estación. Retires todas las prendas de abrigo o viceversa del armario, esto deja un espacio estupendo para que puedas visualizar exactamente qué es lo que tienes y cómo combinar las distintas prendas de un solo vistazo, ahorrando así además tiempo a la hora de vestirte. Una buena idea para colocar la ropa de invierno o verano es en cajas herméticas debajo de las camas.
    l

    Excusa para comprar

    Independientemente del problema de espacio que tengas, tener todo organizado y de forma amplia siempre puede ser una buena excusa para renovar el fondo de armario. Además ver tu ropa tan arreglada y disponible, reavivará tus ganas de combinar la ropa de forma elegante y tu gusto por arreglarte de forma diaria. Y quien sabe, quizá esto cambie tu vida de forma muy positiva. Así que ya sabes, cambia tu armario si quieres nuevos aires en tu vida.

    l