Consejos para mantener las gafas como nuevas

Mantén tus gafas como nuevas con estos consejos para cuidarlas. ¡Te durarán muchos años!

por , il

    Consejos para mantener las gafas como nuevas

    ¿Quién dijo que mantener las gafas perfectas era sencillo? Seguramente alguien que no ha llevado nunca. Para nosotras, que hemos sufrido todos y cada uno de los problemas que se nos presentan para que se vean decentes, sabemos muy bien que es necesario aplicarnos para mantenerlas en buenas condiciones. Si aun estás un poco verde y quieres saber cómo cuidarlas mejor, no te pierdas estos consejos para mantener las gafas como nuevas.

    Cómo mantener las gafas como nuevas

    1. Nunca las pongas boca abajo. Si tienes que apoyar tus gafas en la mesa, nunca lo hagas con el cristal hacia abajo. Este gesto tan insignificante puede hacer que los cristales acorten su ciclo de vida y se arruinen en menos que canta un gallo.
    2. Utiliza siempre un pañuelo suave. Si quieres que el cristal de tus gafas no se llene de pequeñas rayitas que te impidan ver bien, asegúrate de tener siempre a mano el pañuelo que te dan al comprar las gafas. Para mantener sanos y salvos los cristales no tendrás que limpiarlas nunca con la camiseta, con pañuelos de papel ni con ninguna otra superficie. ¡Prohibidísimo!
    3. Utiliza sprays para los cristales. Para ayudar a la limpieza de las lentes, lo ideal es que también apliques los sprays especiales que se venden en ópticas. Con ellos conseguirás un acabado más limpio y, por tanto, la visión será mucho más nítida.
    4. Límpialas con agua y jabón. De vez en cuando hay que ir más allá de limpiar únicamente el cristal y se hace necesario dar una limpieza profunda a tus gafas y dejarlas como los chorros del oro. Para eso, ponlas bajo el agua y frótales un poco de jabón. ¡Pero ojo! El jabón debe ser neutro y muy suave para que no se resequen. De hecho, lo ideal es utilizar uno indicado para pieles sensibles o, incluso, para bebés.
    5. Quítatelas por el centro. Para quitarnos o subirnos las gafas solemos cogerlas directamente de la esquina que une la parte frontal con las patillas, y eso es un error. Con esto es mucho más fácil que las patillas se aflojen y, por tanto, tengamos problemas en un futuro con la montura. Lo ideal es que siempre lo hagas del arco central, el que queda justo sobre tu nariz. Pero eso sí, intenta no hacerlo mucho para no desgastarlas.
    6. Aplícales vaselina. Las gafas de pasta son una de las mejores opciones y están de moda desde hace algunos años, pero nadie nos dijo que tenían un problema muy notorio: se resecan con facilidad y aparecen unas marcas blancas muy notorias, especialmente en las que son negras. ¿La solución? ¡Muy sencillo! Toma un poco de vaselina de labios, aplícala sobre la pasta y déjala reposar 5 o 10 minutos. ¡Parecerán recién compradas!

    ¿Qué te han parecido estos consejos? Te recomendamos que también eches un vistazo a las gafas de moda perfectas para la vuelta al trabajo y a la tendencia de las gafas noventeras.