Contaminación del aire en casa: Peligros y cómo evitarlo

La contaminación ambiental puede afectar la salud de los miembros de tu hogar. Te contamos cómo prevenir la contaminación del aire en casa.

por , il

    Contaminación del aire en casa: Peligros y cómo evitarlo

    No sólo nos exponemos a la contaminación ambiental en el exterior. El aire de los espacios interiores puede estar muy contaminado, también el de tu casa. Hoy hablamos de los riesgos de la contaminación del aire en casa y cómo evitarla.

    Qué hay en el aire de nuestro hogar

    Un hogar que no cuenta con la suficiente ventilación, que tiene humedad o que no se limpia con asiduidad puede contener partículas contaminantes en el aire que afecten a la salud de sus habitantes. Incluso, aunque solamos ventilar nuestro hogar, la calidad del aire no siempre es buena debido a diferentes factores como los materiales que nos rodean, gases, ácaros, bacterias…

    Los contaminantes más comunes en un hogar son:

    • Productos de combustión, como gases y derivados que nuestros electrodomésticos emanan, como los aparatos de calefacción, cocinas, estufas, ordenadores, refrigeradores y hornos de gas.
    • Muebles y materiales de construcción: los muebles viejos, las pinturas desgastadas, los barnices químicos, las alfombras emanan diferentes partículas que pueden contaminar la atmósfera del interior de nuestro hogar.
    • Exceso de humedad: principalmente en espacios cerrados puede favorecer la proliferación de bacterias dentro de nuestra casa.
    • Diferentes tipos de alérgenos, como los ácaros, el polen, el polvo o los pelos de nuestras mascotas que pueden afectar nuestro sistema respiratorio.

    Qué puedo hacer para evitar la contaminación en mi hogar

    Podemos evitar gran parte de la contaminación de nuestro hogar siguiendo unos pequeños consejos que te ayudarán a que el aire de tu hogar se mantenga más limpio y saludable. ¡Toma nota!

    Ventila diariamente

    Abre las ventanas y deja que el aire fresco inunde tu hogar. De esta manera permitirás que se renueve de oxígeno y que muchas partículas contaminantes vayan hacia el exterior. La mejor hora para ventilar tu hogar es en la mañana temprano, ya que a esta hora hay menos tráfico en el caso de las ciudades y el aire está un poco más purificado.

    Llena tu casa de plantas

    Las plantas son grandes purificadores del hogar. De hecho, se pueden utilizar plantas en el baño para disminuir la humedad y purificar el aire. Pon plantas en toda tu casa, en el salón, la cocina, el baño e incluso hay algunos tipos de plantas que pueden usarse en el dormitorio y que lo oxigenan de manera eficaz.

    Usa fibras naturales e hipoalergénicas

    Si compras un colchón nuevo, asegúrate de que sea un colchón hipoalergénico contra ácaros. También las almohadas pueden ser hipoalergénicas. Además, es mucho más recomendable usar fibras naturales en los textiles y muebles del hogar. Incluso la pintura de los muebles es mucho mejor que sea de origen natural.

    Consigue un purificador de aire

    Con un purificador de aire te asegurarás de que haya menos polvo, ácaros, bacteria y humedad en el ambiente y la sensación térmica será mucho más agradable. Si además vives en una zona húmeda, también puedes conseguir un deshumidificador.

    Lava periódicamente tus textiles

    Muchas veces dejamos de lado las cortinas, cojines, alfombras o fundas de sofá y los lavamos hasta que veamos que se han ensuciado claramente. Es un error, así fomentamos la aparición de ácaros en el ambiente. Lo mejor es que laves cada textil de tu hogar periódicamente para asegurar que se mantienen frescos y limpios. Además, no te olvides de pasar el aspirador en la alfombra y los sillones todas las semanas, así como por las cortinas de vez en cuando.

    Apaga los aparatos eléctricos que no uses

    Además de ayudar a disminuir tu gasto energético, conseguirás que el ambiente de tu hogar esté menos contaminado. No dejes el piloto de la tele encendido ni ningún electrodoméstico en modo pausa. Lo ideal es que cuando no los utilices estén totalmente apagados, también el botón de los adaptadores de enchufes.

    Cero humedades

    No dejes que las humedades proliferen en tu hogar. En cuanto encuentres una, soluciónalo. Será una inversión a largo plazo para tu salud y los que están a tu alrededor.

    Si te ha interesado este artículo, es posible que también quieras conocer cómo acabar con la humedad en casa y los peligros de secar la ropa en la habitación