Navidad 2016

Cortinas romanas: Hazlas tú misma con esta guía paso a paso

Cortinas romanas: Hazlas tú misma con esta guía paso a paso

Haz tus propias cortinas romanas y dale a tu hogar un toque sencillo y acogedor. ¡Son ideales para cualquier habitación!

por en Hazlo Tú Misma, Ocio
Última actualización:
    Cortinas romanas: Hazlas tú misma con esta guía paso a paso

    Las cortinas romanas son una de las mejores opciones para nuestro hogar. No sólo cumplen con su función práctica, sino que también aportan una decoración sencilla y muy agradable a cualquier estancia. Son ideales para habitaciones pequeñas por el poco espacio que ocupan y pueden adoptar todo tipo de estilos. ¿Quieres saber qué es lo mejor? Que tú misma puedes hacer unas cortinas romanas con esta guía paso a paso.

    • Listones de madera (uno grueso y el resto delgados)
    • Tela gruesa y forro
    • Tornillos
    • Pegamento
    • Anillas de plástico
    • Cordón
    • Velcro

    Elige la tela y el forro que vas a utilizar para tu cortina. Lo ideal es que la tela principal tenga un grosor parecido al de un mantel para que sea capaz de parar los rayos solares. Márcala con el tamaño de la ventana, pero asegúrate de añadirle 2,5 cm a cada lado de la tela principal.
    Sujeta las dos capas con alfileres e hilvánalo para que se mantenga. Una vez lo tengas, pásalo por la máquina. Una vez lo tengas cosido, asegúrate de coser a mano los bordes para que queden bien fijados. También deberás plancharla para un mejor acabado.
    Una vez lista la tela, será el momento de colocarla. Corta un listón de madera grueso de modo que encaje en la parte superior del interior de la ventana y fíjala con tornillos. Además, también tendrás que cortar otros más finos para el resto de la cortina.

    Marca en la tela con un lápiz dónde quieres que se sitúen las dobleces horizontales y pega con cuidado los listones más delgados, dándole la forma de las costuras. Mientras se seca podrás coser las dobleces para un mejor acabado.
    Fija las anillas de plástico a cada uno de los listones y une la parte superior de la tela al listón de madera que habías atornillado en la ventana. Podrás hacerlo con pegamento, velcro o grapas.
    Por último, corta dos trozos de cordón que mida el doble de la altura de la ventana e introdúcelos en las anillas, de modo que ambos vayan siempre hacia el mismo extremo. Anúdalos a un extremo y comprueba que el movimiento es fluido. ¡Y listo! Ya tendrás tu cortina romana acabada.

    ¿Qué te han parecido estas cortinas? No dudes en echar un vistazo a otros estilos que también puedes realizar, como las cortinas estilo country y el paso a paso para hacer cortinas de cocina. ¡Te encantarán!

    532

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Hazlo Tú MismaOcio

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares