Dejar de usar Facebook: Así cambiaría tu vida

¿Imaginas cómo cambiaría tu vida el dejar de usar Facebook? Descubre los efectos positivos que tendría para tu mente el abandonar el muro de Facebook.

por , il - Última actualización

    Dejar de usar Facebook: Así cambiaría tu vida

    Las redes sociales se han convertido en algo indispensable en nuestra vida diaria. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo sería dejar de usar Facebook? Si no puedes ni imaginártelo, te mostramos cómo cambiaría tu vida.

    ¿Cómo cambiaría tu vida el dejar de usar Facebook?

    • Dormirías mejor. Facebook es una red muy socorrida en los momentos de aburrimiento y, por supuesto, de soledad. Es precisamente antes de dormir cuando más miramos el muro en nuestro móvil, cuya luz altera nuestro ciclo del sueño.
    • No sufrirías por tu privacidad. La privacidad es uno de los temas que más nos preocupan en lo relativo a Internet, y es que a nadie le gusta que tengan tantos datos sobre nosotras, ya sea por parte de otros usuarios o de la propia red social. Sin duda, el mejor método para evitar que puedan hacer nada con nuestra información es dejar de dársela.
    • Estarías más relajada. ¿Cuántas veces has entrado a Facebook y te has encontrado con noticias negativas? Maltrato animal, muertes, desgracias… Todo eso nos hace ser más conscientes del mundo en el que vivimos, pero también carga nuestra mente y nos hace estar en tensión ante lo que pueda pasar, sin dar tregua que permita a nuestro cuerpo descansar.
    • Tu concentración aumentaría. Si eres de las que todo el rato mira Facebook de modo inconsciente, debes saber que quitarte este vicio haría que tu mente estuviera más centrada en la actividad que estás haciendo y, por lo tanto, aumentaría tu rendimiento.
    • Pasarías más tiempo con quienes te importan. ¿Quién no ha quedado alguna vez con un amigo y en lugar de hablar con nosotras ha estado todo el rato mirando el móvil? Se trata de un gesto muy molesto que hace pensar a la otra persona que realmente no le importamos y que, además, se aburre con nosotras. Dejar tu muro a un lado te ayudaría a mejorar tus relaciones con quienes tienes cerca, y es que, como bien dice el refrán, “más vale pájaro en mano que ciento volando”.
    • No te compararías tanto con los demás. Cuando dejas de mirar qué tan felices son tus amigos de Facebook o qué actividades suele hacer, comienzas a centrarte en ti misma. Ha sido demostrado científicamente que este efecto secundario de Facebook favorece la aparición de la depresión, por lo que debemos llevar mucho cuidado con él.
    • Te querrías más. Como sucedáneo del punto anterior, tu autoestima comenzará a aumentar al ver que lo realmente importante es lo que haces tú y no el resto. Además, todo ese tiempo que pasabas en el muro puedes utilizarlo para practicar mindfulness y conocerte un poquito más.

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que también eches un vistazo al acertijo de Facebook que solo pueden adivinar los más inteligentes y a los pretendientes de Facebook que debes evitar.