Depresión en perros y gatos: Principales causas

La depresión canina y felina es bastante común. Si quieres saber las causas y cómo evitarla, no te pierdas el artículo.

por , il

    Las mascotas, también sufren momentos duros. Si quieres saber cómo identificar si tu mascota está sufriendo una depresión. Nosotros te descubrimos las principales causas.

    Los perros y los gatos, son los animales de compañía por excelencia, y como miembros de la familia que son, merecen nuestra atención en momentos difíciles. Puede darse el caso de que sufran depresión en determinadas circunstancias. Si quieres saber cuáles son las principales causas para poder ayudar a tu mascota, no te pierdas el artículo.

    Nuevo miembro en la familia.-

    Ante la llegada de un nuevo miembro, generalmente un bebé el perro puede experimentar un cambio en su rutina, una pérdida de atención y como consecuencia celos que pueden terminar induciendo una depresión. Si la familia aumenta, es importante comportarse de igual forma con el perro.

    Pérdida de un ser querido.-

    El amor de los perros es incondicional, de tal manera que su muere un miembro de la familia u otro animal de compañía. El animal puede sumirse una gran depresión, en ese caso lo esencial es pedir consejo al veterinario.

    La vejez.-

    Los perros son animales muy inteligentes, y saber que su final está cerca los entristece enormemente. Para evitarlo, juega intensamente con él y préstale mucha atención, de esta forma se sentirá parte activa de la familia y disminuirá el dolor.

    Dueño depresivo.-

    Los perros empatizan mucho con sus dueños, si tienes un estado de ánimo depresivo intenta tratarte y superarlo. Tu compañero te lo agradecerá.

    Cambio de aires.-

    Los gatos son animales muy territoriales, si has realizado alguna mudanza recientemente, puede llegar a deprimirse. Para aliviar su tristeza, intenta que su nueva zona de confort tenga elementos en común con la de la anterior vivienda.

    Falta de espacio.-

    Otro de los problemas que puede tener un gato es con el espacio físico. Si debe habitar en una zona pequeña de la casa o es encerrado, no sólo se deprimirá si no que se pondrá furioso y agresivo.

    Soledad.-

    Aunque independientes, los felinos son animales muy cariñosos que necesitan muestras de cariño habituales, si pasa demasiado tiempo solo o no se le presta atención. Puede caer en una gran depresión. Intenta acariciarlo a diario o jugar con él.

    Falta de vitaminas.-

    La falta de nutrientes en la dieta, puede acarrear una depresión química. Es importante que le ofrezcas un alimento completo y bueno para su desarrollo.

    Alteración del sueño.-

    Los ritmos del sueño, son decisivos en el metabolismo de estos animales. No dejarles dormir o interrumpir su rutina diaria puede causarles depresión. Intenta darle independencia para que él decida cuál es el mejor momento para dormir.