DIY: Cómo hacer lámparas de sal del Himalaya

Las lámparas de sal del Himalaya contribuyen a reducir la ansiedad y mejorar la salud. Te mostramos cómo hacer la tuya propia con este DIY.

por , il

    DIY: Cómo hacer lámparas de sal del Himalaya

    Las lámparas de sal del Himalaya son uno de los elementos preferidos a la hora de decorar la casa, y es que contribuyen a la creación de un ambiente realmente cálido y agradable. Pero esta no es la única ventaja que proporcionan, sino que estas lámparas de sal tienen una serie de propiedades y beneficios para tu salud y están especialmente indicadas para personas que sufren problemas de ansiedad. Si te gustaría tener tu propia lámpara pero nunca has encontrado una que realmente te llenara, te mostramos cómo hacer lámparas de sal del Himalaya con este sencillo DIY. ¡Serán totalmente a tu gusto!

    DIY: Lámparas de sal del Himalaya

    Materiales

    • Trozos de sal del Himalaya.
    • Carcasa.
    • Foco de luz pequeño de entre 7 W y 15 W.
    • Kit de cables para lámparas.
    • Taladro (opcional según el recipiente escogido).

    Paso a paso

    1. Escoger la carcasa adecuada. Lo primero que vas a necesitar es una carcasa apta para contener tu lámpara. Podrás escoger los elementos decorativos que más se adapten a tu personalidad o que más te gusten, pero evidentemente sus materiales deberán ser susceptibles de soportar el calor que se irá generando poco a poco. Además, también deberá ser a prueba de agua, ya que los trozos de sal atraen naturalmente la humedad. Algunos de los soportes más utilizados son cestas de alambre, tazones grandes y vasos de vidrio.
    2. Haz un agujero para el cableado. Lo siguiente que tendrás que hacer es perforar la carcasa con el fin de crear un agujero que sea lo suficientemente grande para introducir los cables necesarios y lo suficientemente pequeño para que los trozos de sal no se caigan. Lo mejor es hacerlo con un taladro, ya que te permite controlar el diámetro del agujero. Cuando lo tengas, introduce los cables dejando la luz en el interior de la carcasa.
    3. Asegura el foco y comprueba que funcione. Para que sea más resistente, atornilla el foco a la carcasa para que no se mueva y haz una primera prueba conectándolo a la electricidad. Es importante que compruebes que todo funciona correctamente antes de introducir los trozos de sal del Himalaya, ya que en caso de no hacerlo se podría complicar mucho el proceso. Además, en este paso deberás comprobar que el recipiente no se sobrecaliente demasiado.
    4. Introduce la sal del Himalaya. Una vez funcione todo a la perfección, introduce los trozos de sal del Himalaya poco a poco en el interior de la carcasa. Este paso deberás hacerlo con sumo cuidado para no dañar el foco de luz y para no romper demasiado los trozos de sal. ¡Y listo! Ya tendrás acabada tu fantástica lámpara de sal del Himalaya para disfrutar de sus grandes beneficios.