Navidad 2016

Embarazada al volante: consejos para la conducción más segura

Embarazada al volante: consejos para la conducción más segura

Embarazada al volante: consejos para la conducción más segura. Los mejores consejos para que el embarazo y la conducción sean compatibles.

por en Coches Mujer, Ocio, Coches, Información Ocio
Última actualización:

    Conductora embarazada EllaHoy 2014

    Embarazada al volante: consejos para la conducción más segura. Si necesitas el coche para cualquier cosa, incluso si estás embarazada, es importante que conozcas una serie de consejos y recomendaciones para que puedas seguir como conductora con la máxima seguridad tanto para tí misma como para el bebé. Hoy reflejamos los consejos más adecuados para la conducción estando embarazada y de este modo, seguro que no temerás coger el volante a pesar del estado avanzado del bebé que llevas en el interior. Es habitual que no quieras coger el coche, pero si conseguimos que las condiciones de seguridad sean máximas, lo podrás hacer sin ningún tipo de problema.

    No importa el vehículo que uses, simplemente tienes que adaptarte al volante para evitar cualquier tipo de conflicto con nuestro embarazo. Eso sí, siempre es recomendable usar vehículos modernos ya que son más seguros en caso de accidente. De todas formas, si tienes alguna colisión con el vehículo mientras estás embarazada y aparentemente no hay daños que puedan perjudicar a tu embarazo, debes acudir al médico igualmente para asegurarte que siga todo correcto.

    Por otra parte, repasamos algunos de los consejos más útiles para las conductoras embarazadas:

    Cinturón de seguridad: Por supuesto, el cinturón de seguridad no deja de ser obligatorio por estar embarazada. Es uno de los elementos de seguridad del vehículo más importantes y nos lo debemos colocar bien. En el caso de estar embarazada, debes asegurarte que se sitúe entre la tripa y los muslos, para que no te haga daño y no perjudique al embarazo en sí. Recuerda que hay todo tipo de accesorios para ajustar el cinturón a nuestro estado, puedes usar tanto cojón como horquilla y de este modo te sentirás mucho más cómoda al volante.

    Buena posición al volante: No debes situarte muy cerca del volante, de modo que lo habitual es que tengas que alejar el asiento respecto la posición con la que ibas cuando conducías sin estar embarazada. Siempre que lleguemos al volante con las manos y a los otros comandos del salpicadero de forma cómoda, estaremos en la posición correcta.

    Evitar maniobras bruscas: Las frenadas y acelerones con el coche te provocará nauseas y malestar si estás embarazada, de modo que debes evitarlas en todo momento. Si planificas con antelación tu ruta, no tienes porque correr al volante y puedes evitar cualquier tipo de situación de este tipo.

    Beber constantemente: Es importante que bebas mucha agua o refrescos para mantenerte hidratada y evitar cualquier sensación de malestar por falta de líquidos en tu cuerpo.

    Adecuar la temperatura: Si los coches equipan aire acondicionado, climatizador o calefacción, será para que los usemos. Recurriendo a estos elementos podremos mantener una temperatura ideal en el habitáculo, y será más efectivo que bajando las ventanillas.

    No te preocupes por el airbag: A pesar de el respeto que le podemos tener a este dispositivo de seguridad, no es peligroso para tu embarazo siempre que respetes la distancia mencionada anteriormente. En el caso de ir en el asiento del acompañante, los coches modernos suelen tener la opción de desconectarlo, pero si conduces, no hay manera de evitarlo.

    Descansa cada dos horas: Esta recomendación es apta para cualquier conductor. En los viajes largos, está demostrado que pasadas las dos horas al volante, el ser humano es incapaz de mantener una buena concentración y de este modo lo mejor es parar. En el caso de estar embarazada, tienes todavía más motivos para hacerlo.

    Por último, una vez has tenido el bebé, es recomendable esperar entre dos y tres semanas en volver a coger el coche para retomar la rutina y hacerlo de la forma más segura posible.

    Recuerda que si todavía no estás segura de si estás embarazada pero tienes ciertos síntomas que apuntan a ello, no dudes en visitar tu ginecólogo. Pero ahora ya sabes que el embarazo y la conducción de coches son dos cosas totalmente compatibles.

    791

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Coches MujerOcioCochesInformación Ocio

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares