Navidad 2016

Ensalada de pasta fría con pollo

Ensalada de pasta fría con pollo

La ensalada de pasta fría con pollo es fácil y rápida de preparar, así que te sacará de más de un apuro. La puedes servir de entrante, o como acompañamiento a otro plato de carne. ¡Pruébala, te gustará!

por en Cocina, Ocio, Comida italiana
Última actualización:

    ensalada2

    La ensalada de pasta fría con pollo es un plato que puedes preparar en cualquier época del año. Es una receta fácil y que tendrás lista en poco más de media hora. Además, una ensalada siempre queda bien, es un buen entrante, y te salvará de más de un apuro si de repente se te presentan invitados a comer en casa sin avisar.


    Lo mejor de las ensaladas de pasta es que admiten todas las variantes. Puedes combinar los ingredientes que más te gusten. Aunque al tratarse de un plato frío pueda parecer más propio del verano, no hay que renunciar a una ensalada en otras épocas del año.

    En esta ocasión, te proponemos preparar una receta de pasta fría con pollo. Para 12 personas vamos a necesitar:

    • Un kilo de pasta (de colores, espirales…)
    • Una pechuga de pollo
    • 300 gramos de jamón cocido
    • Seis manzanas
    • 8 pimientos morrones
    • Aceite y vinagre
    • Ajo
    • Sal

    Para su preparación, lo primero es cocer la pasta. En los paquetes viene indicado el tiempo para conseguir una pasta en su punto, pero en general oscilará entre los 10 y 15 minutos. La escurrimos y la reservamos.

    Para la pechuga tienes dos alternativas. Puedes cocerla con un poco de sal y aceite, en torno a una media hora. En este caso, lo mejor es cocerla entera y, luego, deshuesarla y trocearla.

    Pero si quieres que la pechuga, y la propia ensalada, tengan más sabor, te recomendamos pasarla por la sartén con un poquito de ajo.

    Al mismo tiempo, pelamos las manzanas y las cortamos en dados, al igual que el jamón cocido. Los pimientos puedes cortarlos en tirar. Estos cuatro ingredientes los añadimos a la pasta que ya estará fría.

    Antes de servir, rehogamos con un chorrito de aceite, a ser posible de oliva, y unas gotas de vinagre.

    Como has visto es una ensalada sencilla, a la par que nutritiva. Con la manzana y la pechuga de pollo también combina muy bien ponerle un poco de lechuga, incluso añadirle al final unas nueces peladas y picadas. Este plato además viene muy bien si el día anterior has preparado pollo y ha sobrado.

    ¿Has visto que fácil es preparar una ensalada? Si te ha gustado, atrévete con las ensaladas de carne, de verduras o de pescado.

    501

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CocinaOcioComida italiana

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares