Feng Shui para el dormitorio: Reglas básicas

Decora tu dormitorio siguiendo las pautas del feng shui para tener una vida llena de paz y armonía, ¡dormirás mucho mejor!

por , il

    Feng Shui para el dormitorio: Reglas básicas

    El feng shui es una técnica milenaria que estudia el flujo de la energía en los espacios. Tiene muchas aplicaciones en decoración, sobre todo, a la hora de colocar la cama y los muebles en el dormitorio. ¿Quieres saber cómo tienes que disponerlo todo para tener más energía y dormir mejor? Sigue leyendo.

    1. ¿Dónde pongo la cama?

    Esa es la primera gran pregunta a la que te enfrentas. La cama es el elemento principal de un dormitorio y debe estar en el lugar perfecto para hacer que la energía fluya y tu vida se llene de armonía y bienestar.

    Al contrario de lo que solemos hacer los occidentales, la cama nunca debe colocarse en frente de una puerta. Nosotros lo hacemos, de forma inconsciente y por instinto, para vigilar si alguien entra. Pero si quieres aplicar las técnicas del feng shui, colócala a la izquierda de la puerta, en diagonal a esta o en el lado opuesto de la habitación.

    2. Paredes sólidas para el cabecero

    No es conveniente que la cama se coloque debajo de una ventana. El cabecero debe ir colocado en una pared completamente sólida y amplia. Si no, tu energía personal acabará por debilitarse.

    3. Fuera corrientes eléctricas

    Otro dato que debes tener en cuenta es que esta disciplina recomienda que no haya tomas eléctricas en la habitación con el fin de mejorar el descanso y que la relación con tu pareja sea más íntima. Sabemos que es casi imposible, por ejemplo es muy común tener tomas eléctricas para las lámparas de las mesitas de noche, pero cuanto más alejadas del cabecero y cuanto menos mejor. Además, es importante no incluir ordenadores o pantallas de televisión en el dormitorio.

    4. La forma y el material del cabecero

    Es importante que los materiales del cabecero permitan que la energía fluya. Por ejemplo, un cabecero de metal no es el más recomendado para descansar y favorecer la buena energía de la pareja en el dormitorio. Lo ideal es que la estructura del cabecero sea de madera maciza y esté tapizado con tela y acolchado, de forma que no existan aristas ni picos que desarmonicen la energía. Además, evita los canapés o las camas que van a ras de suelo, impiden que el Chi, o energía positiva, fluya de manera adecuada.

    5. Apuesta por la simetría

    Para el feng shui la simetría es esencial. Deberás colocar una mesita de noche a cada lado de la cama. No pasa nada si no son exactamente iguales, pero su tamaño debe ser similar. Así, lograrás el equilibrio que necesitas en tu vida para mantenerte centrada, y si compartes el cuarto, hará que los dos miembros de la pareja sean iguales.

    6. Evita los muebles con esquinas pronunciadas

    Para evitar la energía negativa, ten cuidado de que no haya ningún mueble demasiado anguloso apuntando hacia la cama. Es mejor que las mesitas de noche sean redondas para que nada se interponga entre tu cuerpo y el Chi.

    7. Tu dormitorio es tu lugar de descanso, no tu oficina

    Olvídate de tener una pantalla plana enfrente de tu cama. Y de colocar un escritorio o un lugar de trabajo en el dormitorio. Todos estos elementos no son más que distracciones que te impedirán descansar de forma adecuada y renovar las energías durante la noche. Si no dispones de mucho espacio y colocar estos elementos en tu cuarto es tu única opción, tranquila. Bastará con que los cubras por la noche con una tela gruesa o que los escondas detrás de un biombo.

    8. Cuidado con los espejos

    Los espejos no son aconsejables para el dormitorio, lo ideal es que estén en otra zona de la casa y nunca mirando a puertas o esquinas. Tampoco se recomiendan los jarrones con agua o los cuadros que contengan imágenes de agua (hace que se vaya el dinero). Las plantas no son consejables para el dormitorio, ni tampoco que guardes en él todos tus libros.

    9. Deja que la energía fluya por el espacio

    Es fundamental que no haya elementos que interrumpan el recorrido hacia la cama y que ambas personas puedan llegar a su lugar de la cama con facilidad. Además, el orden es fundamental para que la energía pueda fluir de forma armónica.

    10. Mantén una atmósfera fresca

    Ventila diariamente y cambia las sábanas al menos una vez a la semana para que siempre se sienta una atmósfera fresca y saludable en tu dormitorio. Esto te ayudará a sentirte mucho más tranquila, facilitando un mejor descanso.

    Además, el feng shui recomienda usar tonos neutros y suaves en el dormitorio y evitar los tonos demasiado estridentes que no son los adecuados en un ambiente de descanso.

    El feng shui no se riñe con los diferentes estilos de decoración. Si estás pensando en redecorar tu dormitorio, mira estas ideas para crear un dormitorio vintage o de estilo shabby chic.