Flor de Pascua: Consejos para que dure más

Aprende a cuidar tu Flor de Pascua para que este año dure mucho más que los anteriores. ¡Estará preciosa durante mucho tiempo!

por , il

    Flor de Pascua: Consejos para que dure más

    Las Flores de Pascua son las plantas más vendidas en Navidad, pero desgraciadamente se ha asumido que sólo deben estar presentes en esta época precisamente porque no todo el mundo sabe cuidarlas correctamente, lo que provoca que su vida sea muy corta. Si quieres que tu Flor de Pascua dure más, no te pierdas estos consejos para cuidarla y asegurarte de que tu decoración de Navidad queda perfecta.

    Consejos para cuidar la Flor de Pascua

    1. Riégala 2 veces por semana

    El exceso de riego es uno de los principales errores que cometemos con la Flor de Pascua, y es que nos empeñamos en regarla a diario cuando no necesita tanta agua. Lo ideal es que la riegues un par de veces por semana de forma indirecta, es decir, echando agua en un plato bajo la maceta, dejándolo unos 20 minutos y desechando el agua sobrante.

    2. Mantén una temperatura media

    Mantener una temperatura ambiente correcta donde coloquemos nuestra Flor de Pascua es fundamental para su supervivencia. Por lo general no hay que hacer grandes esfuerzos para mantenerla en los límites recomendados, que son entre 14ºC y 22ºC, pero en estas fechas tan frías tendemos a encender la calefacción, usar estufas o prender la chimenea. Si haces cualquiera de estas tres cosas, lo mejor es que la mantengas alejada del calor que desprenden.

    3. Humidifica su ambiente

    La Flor de Pascua tiende a decaer sus hojas cuando hay una falta de humedad en el ambiente. Para que se mantenga bonita te recomendamos que pulverices su alrededor. Eso sí, ten cuidado de no pulverizar directamente sobre ella, ya que puede suponer un exceso de líquido perjudicial.

    4. Luz, pero no sol

    Lo que realmente da vida a la Flor de Pascua es la luz del sol, pero no sus rayos. De hecho, el sol directo hace que se marchite. Por lo tanto, deberás situarla en un lugar luminoso de la casa, pero nunca junto a una ventana donde puedan incidir directamente los rayos.

    5. Aléjala de la corriente

    En invierno también solemos tener un clima adverso en cuanto al viento, lo cual puede lastimar a nuestra Flor de pascua. Lo mejor es que la mantengas resguardada de toda corriente de aire para que sus hojas no se caigan. ¡Verás que se pone muy bonita!

    ¿Quieres saber una curiosidad? La Flor de Pascua es venenosa. Increíble, ¿verdad? Te recomendamos que eches un vistazo a cómo reconocer la planta de la cicuta y a las plantas que ayudan contra el insomnio.