Generación eterna: Qué significa ser una mujer perennial

La llamada generación eterna está formada por mujeres perennial mayores de 35 años

por , il

    Generación eterna: Qué significa ser una mujer perennial

    Las mujeres perennials son las que integran la generación eterna o sin edad. Cuidan su cuerpo y mente para conseguir mostrar al mundo lo mejor de sí mismas. Nadie es capaz de adivinar en qué década nacieron al verlas vestidas como cualquier jovencita con vaqueros y zapatillas deportivas. Se niegan a vestir de acuerdo a un número que no les representa en absoluto.

    Las mujeres perennials en busca de la eternidad

    #starwars @juditmasco #juditmasco #stormtrooper @german_td23676

    A post shared by Judit Masco (@juditmasco) on

    La etiqueta de mediana edad o de maduras desaparece frente a las mujeres perennials. Los proyectos y las energías que poseen no disminuyen en absoluto. Se encuentran en un momento de su vida en el que todo es posible. Una mujer mayor de 35 años sabe muy bien qué es lo que quiere y cómo conseguirlo.

    La edad es solo un número

    Las mujeres perennials se caracterizan por no querer ninguna etiqueta que las encasille. Un tipo de madurez que nos las deja en casa. ¿Por qué limitarse a un número? ¿Quién dice que una mujer de más de 40 no puede hacer según qué cosas? La sociedad es la encargada de marcar las pautas de comportamiento.

    Si las mujeres de hoy en día no son las mismas que hace 50 años es por qué entre todos hemos luchado para conseguirlo. Lograr que la vida no se acabe más allá de los 35 años, que no tengas que decir adiós a la juventud es un logro de todos.

    Más proyectos para una generación sin limites

    A los 35 años se llega a la mitad de la vida laboral. Hoy en día con la incorporación de la mujer al mundo del trabajo, se encuentra en un momento excelente. Las ayudas a la maternidad y un mejor equilibrio entre trabajo y familia se consigue que ambas esferas encagen a la perfección.

    Una mujer no debe abandonar su vida para cuidar a sus hijos. El reparto de tareas en el hogar y las facilidades en el trabajo, hacen que siga en busca de proyectos y dando lo mejor de si misma. No hay ningun elemento que la haga sentirse distinta a una mujer de veinte.

    La mediana edad desaparece para la mujer perennial

    La mujer de mediana edad era aquella que se encasilla en una determinada forma de vestir. No salemnte las ideas las distinguían, a simple vista eran evidentes hace unas décadas. En la actualidad una mujer que llega a los 40 lo hace en plena forma. Se cuidad y se viste como cualquiera sin prendas especificas.

    Los cuidados a los que nos sometemos, alimentación y ejercicios de alto impacto hacen que una mujer con 40 años esté en plena forma. Nada hay de diferente con una de 30 años. Los cánones de belleza son los mismos y abarcan a la mujer en general, sin ningún número.

    La mujer perennial dice adiós a todo tipo de estereotipos. Nada hará que se sienta como una mujer de mediana edad cuando su manera de actuar y físico no lo demuestra. Se han roto las barreras y la mentalidad que afectaba a las generaciones anteriores.