Guía de cuidados básicos de los cactus

Los cactus son plantas muy beneficiosas y bonitas que aunque parezca lo contrario también necesitan unos cuidados específicos para sobrevivir.

por , il

    Guía de cuidados básicos de los cactus
    Estamos acostumbrados a tener flores y plantas decorativas en casa cuyos cuidados conocemos bien. Pero, ¿qué pasa con los cactus? Estas plantas gorditas que están acostumbradas a soportar temperaturas y condiciones extremas, también necesitan nuestros mimos para estar bonitas. Puedes tener un jardín de cactus, muy bonito si sigues estas indicaciones

    Cómo cuidar bien a un cactus

    Tipo de cactus

    Lo primero que hay que tener en cuenta es que, no todos los cactus necesitan el mismo tipo de cuidados, estos dependerán del tipo de cactus que tengamos:
    • Cactus del desierto. Este tipo de cactus, está diseñado para reducir la evaporación de agua al máximo. A través de su grueso cuerpo y de sus espinas, consigue retener una gran cantidad de agua. Esto no significa que no necesite riego, lo ideal es echarle agua cada 15 días. Además estos cactus son conocidos por quitar las radiaciones negativas del ordenador y aliviar el estrés de la oficina.
    • Cactus de bosque tropical Más extravagante que el anterior, y con hojas largas soportan mucho menos el calor y la falta de agua. Por esto mismo, es aconsejable regarlos un par de veces por semana, no exponerlos a altas temperaturas, y rociar sus hojas de vez en cuando.
    • Crasas Estos cactus no tienen espinas, y necesitan un riego similar al del cactus del desierto. Lo que sí es necesario, es trasplantarlos a menudo porque sus raíces crecen a gran velocidad.

    Otros consejos para cuidar de los cactus

    Luz solar

    Aunque los cactus estén preparados para no necesitar la luz del sol y soportar temperaturas extremas, lo más importante es tener en cuenta el tipo de cactus que tenemos y en función de su especie, dejarlo más o menos horas al sol. Si nuestro cactus tiene hojas grandes como el tropical, necesitará algunas horas de sol al día. Pero si por el contrario tenemos un cactus grueso y con espinas, debemos dejarlo a la sombra y protegerlo de la acción directa de los rayos de luz.

    Trasplante

    todos los cactus necesitan ser trasplantados al menos una vez al año, generalmente en primavera. De lo contrario, sus raíces no podrán expandirse y el cactus se hinchará de agua y morirá por no poder alimentar sus raíces. En el caso de los crasas, el número de veces necesarias de trasplantado aumenta a 3 o 4 al año.

    Plagas

    Como todo tipo de plantas, los cactus también sufren de plagas. Para poder salvar la vida de nuestro punzante amigo, debemos primero identificar el tipo de plaga que es, y posteriormente rociar o bien las hojas en el caso de cactus como el tropical, o pasar un algodón impregnado del producto específico para esa plaga por todo el cuerpo de la planta. Las plagas más comunes son la cochinilla, la araña roja y los hongos.

    Un jardín de cactus

    Independientemente del tipo de cactus que tengas, puedes construir un bello jardín de cactus si trasplantas varias especies a una maceta grande con gran cantidad de abono (para que ninguno pierda su esplendor) y añades unas piedras encima de la tierra para conservar la humedad. Así que, ya sabes anímate y monta tu propio bosque de cactus.