Hábitos y consejos para ser puntual

¿Te cuesta ser puntual? Planifica tu día y ahorra tiempo con los hábitos y consejos que te proponemos. ¡Llegarás antes de lo acordado!

por , il - Última actualización

    Hábitos y consejos para ser puntual

    Llegar siempre a tiempo no siempre es fácil, ni siquiera cuando lo tenemos todo bajo control. Y es que ya lo decía la Ley de Murphy: si algo puede salir mal, saldrá mal. Será precisamente en el día que tienes una cita importante cuando tu despertador no sonará, te surgirán imprevistos y, para colmo, encontrarás un atasco enorme en el camino. Por ello, es fundamental aprender a organizarnos y saber prevenir todo este tipo de problemas de última hora. Te contamos cuáles son los mejores hábitos y consejos para ser puntual.

    Hábitos para ser puntual

    1. Planea tu día para ser puntual

    Uno de los mejores hábitos que puedes adoptar tanto para ser puntual como para aumentar tu productividad es planear por la noche qué debes hacer al día siguiente. Para ello, lo mejor es contar con una agenda en la que puedas apuntar todas las citas importantes y los quehaceres para que no se te pase nada por alto.

    2. Facilita las tareas por la noche ayuda a llegar puntual

    Planear tu día va a ser una gran ayuda, pero preparar las cosas que vas a necesitar para llevarlas a cabo es fundamental. Preparar el bolso, los documentos que debes llevar o el regalo que pensabas darle a la persona con la que has quedado te dará mucho tiempo y tranquilidad para el siguiente día.

    3. Calcula cuánto te llevará cada tarea

    Además de saber qué vas a hacer, necesitarás tener en cuenta cuánto tiempo te va a llevar realizar cada tarea. Esta es una forma muy sencilla de controlar cuándo vas a tener un hueco disponible para quedar con alguien antes de concertar la cita.

    4. Incluye tiempo para imprevistos

    Aunque pienses que una tarea puede llevarte un tiempo determinado, puede ser que la cosa se complique y acabes necesitando más para finalizar y, por lo tanto, llegando tarde a la cita. Por ello, lo mejor es marcar un tiempo extra para cada tarea, de modo que cuentes con un mínimo tiempo de maniobra. Parece una tontería, pero créenos que te evitará más de un “Siento llegar tarde”.

    5. Sé dinámica y podrás ser puntual

    El “5 minutitos más” es quizá uno de los mayores causantes de que no consigas ser puntual. Para ello, vas a tener que cambiarlo por el “5 minutitos antes”, es decir, marcar en tu agenda que debes estar en el lugar indicado 5 minutos antes de la hora acordada. De este modo conseguirás sortear muchos de los imprevistos que puedas encontrar en el camino.

    Consejos para ser puntual

    Si eres una persona que siempre llega tarde, lo mejor es ir realizando los puntos que te hemos mencionado durante 20 días, que es lo que se necesita para adoptar un hábito. Mientras tanto, cuando quedes con una persona avísale de que te cuesta mucho ser puntual y que no se tome a rajatabla la hora acordada. Eso sí, tú sí deberás tenerla presente en todo momento. Pasado un mes te volverás una de las personas más puntuales de tu entorno. ¡Verás cómo te lo dicen!