Hacer la maleta: Trucos para ahorrar espacio

Aprende a hacer la maleta para ahorrar el máximo espacio posible. No solo pesará menos, sino que nunca te verás en un apuro con objetos que no caben.

por , il

    Hacer la maleta: Trucos para ahorrar espacio

    Si crees que hacer la maleta es lo peor de salir de viaje, te equivocas: lo más desastroso, sin duda, es cuando tienes que volver a guardarlo todo a la hora de regresar a casa, incluidos esos recuerdos que has comprado para tus familiares y que no sabes dónde vas a meter. Si quieres que esto no vuelva a sucederte nunca más, no te pierdas estos trucos para ahorrar espacio en la maleta.

    Trucos para ahorrar espacio en la maleta

    1. Investiga los recursos de los que dispondrás

    Podemos salir de viaje de muchas maneras distintas: reservando en un hotel, alquilando un apartamento, yendo de camping… y cada una de ellas es totalmente diferente. Lo primero que deberás hacer es saber muy bien cuál va a ser tu elección e indagar en qué recursos vas a contar allí, como puede ser hacer la colada. Este ejemplo es uno de los más relevantes, y es que el hecho de poder lavar tu ropa hará que únicamente tengas que llevar lo imprescindible, ayudándote a ahorrar muchísimo espacio.

    2. No lleves cosas que puedas conseguir

    Tal y como hemos dicho anteriormente, llevar productos que vamos a poder encontrar en nuestro destino va a ser totalmente innecesario. Un gran ejemplo de esto son las toallas o los geles que podemos encontrar en el hotel en el que nos hospedemos.

    3. Escoger prendas combinables entre sí

    A todas nos encanta llevar nuestros conjuntos para lucirnos durante las noches que pasemos en nuestro destino, pero sin duda es una mala idea. Estos modelitos apenas podrás utilizarlos una vez, y está claro que ocuparán un espacio que más adelante necesitarás. Lo mejor es optar por prendas fáciles de combinar, como los vaqueros. Esto mismo también deberás aplicarlo a los zapatos, y es que llevarte unos tacones de aguja puede no ser la mejor opción.

    4. Ordena la maleta

    Emparejar correctamente las cosas en el interior de la maleta va a ser fundamental tanto antes de salir de casa como a la hora de volver. Lo primero que deberás hacer es situar en el fondo las prendas que más pesen y menos se arruguen, como pueden ser los zapatos. En cuanto a la ropa, lo mejor es que la abotones y enrolles con cuidado y la apiles verticalmente en el espacio disponible.

    5. Utiliza el interior de los zapatos

    Los zapatos tienen un espacio muy valioso en su interior, en el cual podemos aprovechar al máximo. Gracias a su rigidez podemos estar seguras si introducimos calcetines, medias o, incluso, gafas de sol.

    6. No la llenes del todo

    Hagas lo que hagas, lo más importante es que siempre dejes espacio disponible para introducir objetos inesperados. Estos aparecen con más frecuencia de la que podemos imaginar, y es que es muy habitual tener que encargarnos de un regalo para un familiar que acabamos de comprar o, incluso, de algo que no cabe en la maleta de nuestro acompañante.

    7. Guarda algunas bolsas

    Si pese a que has seguido los consejos anteriores no cabe todo en tu maleta, ¡no sufras!, las bolsas son la solución. Estas pueden salvarte la vida más de una vez, por lo que es imprescindible llevar con nosotras un par de ellas como mínimo. Puedes optar por las de plástico bien dobladas o por unas especiales para estos casos. ¡Nunca más te encontrarás en el aprieto de no saber dónde guardar algo!