Halloween en casa: 10 medidas de precaución si tienes mascotas

Disfruta del Halloween más terrorífico sin llevarte ningún susto con tu mascota. Pon en marcha estas medidas de precaución para protegerlo.

por , il - Última actualización

    Halloween en casa: 10 medidas de precaución si tienes mascotas

    Halloween es una noche en la que adultos y niños disfrutan exponiéndose a cosas que dan miedo, como demonios, esqueletos y casas embrujadas. Pero los que más terror sienten esta noche no son los humanos, sino los animales. Si piensas celebrar Halloween en casa, ten en cuenta estas 10 medidas de precaución con tu mascota. ¡Evitarás sustos innecesarios!

    1. Utiliza velas electrónicas

    Para crear una ambientación adecuada, lo más típico es utilizar velas. Sin embargo, nuestra mascota puede acercarse a jugar con este ‘nuevo juguete’ y quemarse al tratar de hacerlo. Pero no sólo eso, sino que además puede dar un golpe en un lugar cercano y hacer que la vela caiga, pudiendo ocasionar un incendio. Para evitarlo, lo mejor es hacerse con velas electrónicas de los bazares. ¡Son mucho más seguras!

    2. Que las decoraciones no se coman

    Siguiendo con la decoración, lo ideal es llenarlo todo de telarañas y motivos similares. Pero, ¿qué ocurre con el símbolo de Halloween: la calabaza tallada con una vela en su interior? Tanto este adorno como cualquiera similar que pueda llevar fuego o cables en su interior debería evitarse al 100%, ya que se trata de alimentos que puede mordisquear y lastimarse con lo que hay en el interior.

    3. No le lleves a pedir caramelos

    Por mucho que insista tu sobrino o cualquier otro niño, el perro se queda en casa. Sacarlo a la calle con tantos niños disfrazados sólo lo asustará, y por supuesto no le gustará la idea de ir forzado a decenas de casas donde puede encontrarse otros perros a los que no les resulte simpática la idea de que invadan su propiedad, y menos en un momento tan tenso.

    4. No le dejes dormir en la calle

    Si acostumbras a dejar a tu perro en la calle para dormir, en la noche de Halloween deberás hacer una excepción por su propia seguridad. En esta noche abundan los bromistas que no sólo hacen travesuras inocentes, sino que tu perro puede correr peligro de sufrir bromas muy pesadas y crueles.

    5. No lo tengas en la puerta

    Los disfraces de los niños pueden asustar a tu mascota, por lo que puede actuar de forma inesperada. Si vas a estar abriendo continuamente la puerta para dar caramelos a quienes vengan, procura tenerlo en una habitación interior. Conseguirás que se sienta mucho más tranquilo.

    6. No le animes a atacar

    Si te resulta muy imposible mantenerlo en el interior y se acerca a la puerta, no trates de asustar a los niños con el ladrido de tu perro. Muchas personas animan a su mascota a atacar para impresionar a los visitantes, pero esto hace que el perro se sienta realmente nervioso y llegue a comportarse de forma agresiva.

    7. Cuidado con los disfraces

    Todas coincidimos en que una de las cosas más graciosas y tiernas que existen son los animales disfrazados, pero hay que asegurarse de que el traje escogido sea lo suficientemente cómodo para nuestro amigo. Para ello debes comprobar que no se bloquee su campo de visión y que pueda moverse con total libertad.

    8. No le des chocolate

    Los dulces son uno de los elementos indispensables para Halloween, pero debes recordar que todo aquello que contenga azúcar es un alimento tóxico para estos animales. De consumirlos puede causarles vómitos, diarrea e incluso la muerte. Por ello, asegúrate de que tu mascota no tenga acceso a ellos, especialmente si se trata de chocolate.

    9. Precaución con el resto de alimentos

    Sabemos que no sólo va a haber dulces en la fiesta, sino que también tendremos alcohol, café y otro tipo de alimentos nada saludables para ellos. Procura tener cuidado con el lugar donde lo coloques y advierte a tus invitados de lo que puede ocurrirle al animal de consumirlos. Nosotras te recomendamos que si piensas que la fiesta va a ir más allá, mejor déjalo en una habitación para mantenerle a salvo.

    10. Atención con las plantas

    Muchas plantas también son tóxicas para los animales, así que vas a tener que colocarlas en un lugar elevado para que no llegue a olfatearlas ni, por supuesto, mordisquearlas. Siguiendo estos sencillos pasos conseguirás tener una fiesta de lo más terrorífica sin llevarte ningún susto. ¡Feliz Halloween!