Ideas de decoración que no cuestan dinero

Redecorar tu casa sin gastarte un euro es posible. Tan solo tienes que aprender a reciclar tus objetos favoritos y mover algunos muebles de sitio.

por , il

    ¿Crees que redecorar tu casa requiere de un gran presupuesto? No puedes estar más equivocada y podemos demostrarlo. A veces basta con dejar volar tu imaginación y cambiar unos cuantos elementos de sitio. ¿No te lo crees? Mira estas imágenes. En este dormitorio, por ejemplo, los cojines color mostaza y el azul marino con ribete dorado estaban antes en el salón, al igual que el plaid de los pies de la cama. Y la lámpara de noche antes se encontraba en el recibidor. En definitiva, una forma muy económica de darle un nuevo aire a tu casa.

    Decorar con recortes

    Las revistas antiguas, los retales de telas estampadas, las flores secas… decorar tu casa con cuadros creados por ti misma no te costará nada. Incluso puedes dejar solo el marco o crear un conjunto con varias imágenes similares. Le darás un toque muy moderno a tu casa y sin tener que gastar.

    Cajas enteladas

    Seguro que tienes montones de cajas guardadas de todo tipo de productos. ¿Se te ha ocurrido que puedes decorar tu casa con ellas? Tan solo tienes que ponerles un papel o una tela bonita que las haga destacar y ponga un contrapunto al resto de la decoración. Otra idea: cambia el pie de una lámpara por un jarrón de cristal. Tendrás un objeto único y muy original.

    Reubica tus muebles

    ¿Tienes una cómoda antigua en el dormitorio de la que ya te has cansado? Píntala y llévala al recibidor. Pon encima tu nueva lámpara-jarrón y unas cajitas de colores. ¡Verás que cambio! ¿Más ideas? La butaca del salón, esa en la que nadie se sienta nunca salvo cuando vienen visitas, se convertiría en un objeto muy práctico en el dormitorio y la usas como descalzadora.

    Objetos vintage

    No hay nada tan de moda en el estilo hipster de decoración como los objetos antiguos y con historia. ¿Tienes algún tesoro guardado? ¡Exponlo! Las cámaras de fotos, los libros desgastados, las maletas, las máquinas de coser, los tocadiscos… quedan genial sobre estanterías y mesitas auxiliares. Y si tienes instrumentos musicales ¡cuélgalos de la pared!

    Intercambia los tiradores

    Es increíble lo mucho que actualizan el aspecto de un mueble. Llévate los del dormitorio al salón, los del escritorio de los niños al cuarto de baño, los de los armarios a las mesillas… ¿El tornillo es más largo y bailan? No hay problema. Coloca unas tuercas por dentro hasta ajustar el tamaño. Quedarán perfectos.