Navidad 2016

Ideas DIY: Convierte tu falda plisada en un vestido paso a paso

Ideas DIY: Convierte tu falda plisada en un vestido paso a paso

Cómo transformar tu falda plisada en un vestido. ¿Tienes una falda plisada que ya no utilizas? ¿Por qué no intentas transformarla en otra prenda? Nosotros te ofrecemos una original idea DIY: convertir tu falda plisada en un elegante vestido.

por en Ganchillo y Crochet, Hazlo Tú Misma, Ocio, Consejos de moda, moda barata
Última actualización:
    Ideas DIY: Convierte tu falda plisada en un vestido paso a paso

    Cómo transformar tu falda plisada en un vestido. ¿Cuántas prendas tienes en tu armario que ya no utilizas? Y, ¿cuántas prendas encuentras en las colecciones de moda que te gustaría lucir? Si este es tu caso te presentamos una alternativa divertida y, sobre todo, económica. ¿Te imaginas transformar tu falda plisada que ya no vistes en un elegante vestido? A continuación, te ofrecemos todos los detalles acerca de esta actividad DIY.

    Seguramente hayas aprovechado el periodo de rebajas para dar un nuevo aire a tu armario. Sin embargo, éste ya ha finalizado. Si te has quedado con ganas de comprarte algún modelito más, ¿por qué no intentas crearlo tú misma? Nosotros nos encargamos de presentarte una idea: convertir una falda plisada en un vestido.


    Cómo hacer una falda plisada

    • En primer lugar, debes colocar la falda por la cabeza hasta que la parte elástica de ésta coincida con el cuello. A continuación, debes marcar sobre la falda la altura a la que quedan los codos. Te aconsejamos que queden tres centímetros por debajo del hombro. No obstante, puedes dejarlo algún centímetro más si deseas conseguir un efecto más abombado. En definitiva, la altura a la que establezcas el corte de los codos los marcas tú en función de tu gusto.
    • El siguiente paso para convertir tu falda plisada en un vestido es el más delicado y, por lo tanto, al que mayor atención tienes que prestar. En esta segunda fase del proceso de transformación debes anotar, en primer lugar, las medidas en los laterales de la falda. A continuación, deberás llevar a cabo un corte horizontal en ambos lados y darle la profundidad que más te guste. En cualquier caso, te aconsejamos dejar bastante margen de maniobra en cada brazo para tener la posibilidad de rectificar, en el caso de que fuera necesario.

      Si efectuaras un corte excesivamente pequeño podrías ver limitada la limitad de movimiento cuando te pongas el vestido.

    • Una vez que has decido la anchura que quieres imprimir a las futuras mangas de tu vestido, es momento de llevar a cabo el corte. Éste debe realizarse en forma “L” invertida, cortando en línea recta hasta el final de la falda. Te aconsejamos no distorsionar el plisado de la falda en ningún momento, puesto que aquél es una de las esencias del vestido en el que estás trabajando.
    • Por fin, llegamos a la última fase del proceso de transformación de tu falda plisada en un original vestido. En esta última etapa es momento de completar las labores de corte y confección. Llegados a este punto debes coser los dos espacios laterales que has abierto en pasos anteriores para crear las mangas. Evidentemente, antes de comenzar a coser el vestido debes darle la vuelta. Asimismo, recuerda coserlo con hilo blanco para que éste no sea visible. Una vez has realizado esta operación, solo restaría por probarte el vestido.

    Ahora que ya conoces cómo hacer tu vestido solo resta por definir los complementos que le añadirás, un collar étnico, unas bonitas joyas XXL, unas sandalias, un bolso satchel transparente hecho por ti misma, etc. ¡Tú decides!

    604

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Ganchillo y CrochetHazlo Tú MismaOcioConsejos de modamoda barata

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares