Navidad 2016

Jarras para filtrar el agua: ¿son realmente recomendables?

Jarras para filtrar el agua: ¿son realmente recomendables?

Jarras para filtrar el agua: ¿son realmente recomendables? A veces se ha cuestionado la fiabilidad o no de lo que se dice con respecto a las jarras de agua que purifican el agua. Lo cierto es que todo lo que se dice de ellas es beneficioso, ya que eliminan cloro, cal y residuos negativos para el ser humano.

por en Curiosidades, Ocio, Información Ocio
Última actualización:

    Jarra brita

    Jarras para filtrar el agua: ¿son realmente recomendables? Desde hace unos años se pusieron a la venta una jarras para el agua que filtraban el agua que salía del grifo para, en principio, proporcionarnos un agua de mayor y mejor calidad, con menos cloro, con las mismas propiedades minerales que el agua mineral y por lo tanto, más sana. Sin embargo, muchas han sido las reacciones a esta cuestión ¿es realmente recomendable el agua filtrada o por el contrario es mucho mejor la que obtenemos de nuestros grifos? En este artículo queremos dar un poco de luz a este asunto para que podáis juzgar por vosotras mismas.

    Que el agua es un bien preciado, no hay ni que decirlo. De hecho un consumo diario de dos litros de agua supone un aporte fundamental para el ser humano, y no solamente para su organismo interior, sino también para tener una piel más hidratada y por lo tanto evitar las temidas arrugas.


    Según diferentes estudios, el agua perfecta para el cuerpo humano debería ser ligeramente alcalina, lo que supone que ha de tener calcio y magnesio. Dos componentes imprescindibles para el ser humano.


    Las jarras que normalmente compramos en el mercado tienen filtros de carbón activo que hace que se elimine cloro, se reduzca la cal y que, en principio, no eliminen minerales propios del agua, tales como magnesio, sodio o calcio.

    Por otro lado, y en este punto es donde podemos encontrar la parte perjudicial de este tipo de jarras, es que al eliminar el cloro del agua esta puede contener mayor número de microorganismos. El porqué es muy claro, y es que la acción que tiene el cloro en el agua es precisamente la de eliminar todos aquellos microorganismo perjudiciales para la salud. Si eliminamos el cloro, estamos más expuestos a ellos.


    Según un estudio realizado por el departamento de Nutrición y Bromatología de la Facultad de farmacia de Barcelona, los filtros de las jarras que utilizamos normalmente pueden llegar a reducir entorno a un 85% los niveles de cloro y plomo del agua.

    En el caso del cobre y el aluminio puede ser incluso superior.

    Los estudios relacionados con este tipo de jarras indican que no solamente reduce el cloro y la cal, tan perjudiciales, sino que además mejoran el sabor del agua, lo que hace mucho más apetitoso su consumo.

    También es importante indicar que el agua del que disponemos en nuestras casas, cumplen todas las exigencias de potabilidad y pureza que la Unión Europea exige. Aunque si bien es cierto, puede ser de mejor o mayor calidad por tener una concentración de cal superior.

    En definitiva, no podemos decir ni afirmar que este tipo de jarras hagan que el agua filtrada sea perjudicial. Aunque también recomendamos consultar al médico de cabecera en caso de tener algún problema determinado.

    Por otro lado, también puede ser una opción para todas aquellas personas que compran agua embotellada, ya que si buscamos formas de reducir los gastos de agua y luz, por ejemplo, esta podría ser una opción.

    712

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CuriosidadesOcioInformación Ocio

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares