Navidad 2016

Jet lag: cómo adaptarnos a los cambios de hora

Jet lag: cómo adaptarnos a los cambios de hora

Jet lag: cómo adaptarnos a los cambios de hora. Sufrir jet lag tras un largo viaje que nos hace cambiar radicalmente el horario es casi inevitable, pero existen pequeñas recomendaciones que nos ayudan a soportarlo mejor.

por en Ocio, Viajes y Vacaciones, Información Ocio, viajes mundo
Última actualización:

    jet lag

    Jet lag: cómo adaptarnos a los cambios de hora. Los viajes de avión nos permiten viajar fácilmente en unas horas a la otra punta del mundo, pero el problema de esto es que los cambios tan bruscos de horarios pueden afectarnos a nuestra salud. No es algo grave ni mucho menos, pero hace que los primeros días del viaje no estés en perfectas condiciones para disfrutar de las vacaciones o atender tus compromisos al 100%, si es un viaje de negocios. Dolor de cabeza, dormir mal, indigestión, son algunos de los síntomas que se pueden tener, los cuales a pesar de no poder evitarse por completo sí que se pueden reducir en cierta medida teniendo en cuenta algunas recomendaciones.

    Viajar en avión puede derivar en cefaleas, trastornos neurológicos o en el típico jet lag que casi todas tenemos cada vez que viajamos a un lugar donde el cambio de horario es muy grande. Si solo con el cambio de horario que hacemos dos veces al año nos afecta, y eso que es solo una hora, cómo no vamos a notar el hecho de pasar del día a la noche en tan solo unas horas.

    El jet lag se debe a que nuestro organismo es sensible a la luz solar y cuando ésta cambia de forma radical, nuestro cuerpo se resiente y se nos alteran los procesos corporales como la digestión, el estado cerebral, se nos baja la tensión…

    Si te sientes cansada, con dolor de cabeza, el estómago revuelto, con cambios de humor, etc. es que padeces el típico jet lag de después de un viaje, con lo que hoy te vamos a contar algunas recomendaciones para sobrellevarlo mejor.


    Para evitar lo más posibles las consecuencias del cambio de horario al viajar a otro país, hay que ir tomando precauciones desde unos 2 o 3 días antes y luego una vez que estás en el avión.

    • Trata de dormir bien los días anteriores al viaje para enfrentarte a él descansada y come ligero durante esos días. Es recomendable que tomes verduras frescas y frutas en pocas cantidades y más a menudo.
    • Durante el viaje intenta también dormir tratando de adecuarte al horario del país de destino, con lo que es bueno que una vez que subas al avión cambies la hora de tu reloj a ese horario.

      Si te cuesta conciliar el sueño en el avión llévate un antifaz, tapones, una almohada… o algo que te haga más cómoda la estancia y te ayude a relajarte.

    • Bebe mucha agua pero nunca bebidas con alcohol o con cafeína, tipo refrescos o cafés.
    • Es bueno favorecer la circulación de la sangre durante el viaje por lo que lleva ropa cómoda que no te apriete, date paseos por los pasillos del avión y trata de estar descalza en el asiento y con los pies puestos sobre el reposa pies.


    Una vez que llegas a tu destino debes seguir un poco con estas recomendaciones para que te adaptes cuanto antes al nuevo horario. Tienes que seguir durmiendo bien, sin trasnochar ni echarte siestas a deshoras, y con una alimentación ligera. A pesar de que ya puedes tomar algún café o bebida con cafeína para enfrentar bien la jornada tampoco debes abusar de ello en los primeros días.

    Con estas recomendaciones deberías sobrellevar mejor el jet lag, y a una mala también puedes hacer uso de alguna técnica de relajación.

    825

    ESCRITO POR PUBLICADO EN OcioViajes y VacacionesInformación Ocioviajes mundo

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares