Knolling: La última moda es ordenar y fotografiar objetos

¿Conoces el knolling, la moda de ordenar y fotografiar objetos? Te contamos todo sobre la última moda de Instagram.

por , il

    Knolling: La última moda es ordenar y fotografiar objetos

    Las redes sociales se han convertido prácticamente en el centro de nuestra vida. En ellas no solo nos comunicamos con individuos de nuestro entorno y conocemos a personas con gustos similares a los nuestros, sino que también descubrimos nuevas actividades que pueden hacernos encontrar ese hobby que tanto tiempo llevamos buscando. Por supuesto, también es la mayor fuente de tendencias de belleza y de modas. ¿Quieres conocer la última? Te contamos todo sobre el knolling, la última moda de ordenar y fotografiar objetos.

    El knolling o la moda de ordenar y fotografiar objetos

    El knolling es el arte de fotografiar objetos que han sido previamente ordenados. Pueden encontrarse ejemplos de knolling tanto de utensilios como de objetos desmenuzados, de los cuales se han extraído todas las piezas y se han dispuesto geométricamente.

    Aunque pueda parecer una técnica nueva, lo cierto es que el origen del knolling se remonta a 1989. Su invención viene de la mano de Andrew Kromelow, un conserje del arquitecto canadiense Frank Gehry.

    Kromelow se dedicaba a tomar todas las herramientas y piezas que el arquitecto dejaba desperdigadas y las ordenaba en disposición geométrica teniendo en cuenta ciertos factores, como podían ser el tamaño, la forma o el color. En un primer momento esta distribución únicamente tenía la finalidad de lograr que los objetos estuvieran a la vista y facilitar el trabajo del arquitecto, pero pronto se cercioró de que podía ir mucho más allá. De hecho, su nombre proviene precisamente de Knoll, la firma de mobiliario para el que Gehry estaba trabajando en el momento de su invención.

    No obstante al poco tiempo se dio cuenta de que estas agrupaciones ordenadas creaban unas composiciones muy delicadas y estéticas de las cuales se podían aprovechar todas aquellas personas que buscaran poseer un entorno más ordenado y agradable.

    Por supuesto, esta tendencia tan minimalista y cargada de buenas energías se ha hecho eco en las redes sociales, llegando a inundar Instagram con algunas fotografías realmente artísticas.

    Las herramientas son unos de los elementos más utilizados, pero algunos de los usuarios más creativos han optado por fórmulas más frescas e impactantes, como puede ser el knolling de comida.

    Everyone I know is over winter these days. But spring menus are coming. Shot for @juiceboxseattle

    A post shared by Brooke Fitts (@brookefitts.photo) on

    Y, por último, cabe decir que la moda y la belleza se llevan el gran premio al uso de esta técnica, y es que se ha convertido en un auténtico must a la hora de mostrar los productos.

    K n o l l i n g | #imagen #brand #contenidodigital #knolling

    A post shared by | STUDIO (@moodboard_studio) on