Kokedamas: Decorar con plantas sin maceta [FOTOS]

La técnica japonesa kokedama permite plantar sin maceta, aportando un toque decorativo orgánico y muy original a cualquier estancia de tu hogar.

por , il

    El kokedama, una especie de pariente cercano del bonsái, permite plantar tus plantas ornamentales sin maceta y, aunque es una técnica milenaria en Japón, se ha trasladado a Occidente hace relativamente poco tiempo, convirtiéndose en una de las alternativas ecológicas más chic del momento. Te contamos todo sobre los kokedamas y además te ofrecemos una galería de fotos con las mejores ideas para decorar con kokedamas. ¡No te lo pierdas!

    Qué son los kokedamas

    Quizás una de las técnicas de jardinería japonesas más conocidas sea el bonsái, pero afortunadamente no es la única. Traducido como ‘bola de musgo’, la técnica kokedama proveniente de Japón permite prescindir de tiestos y que la planta crezca y se desarrolle en su propio entorno natural. Es decir, en vez de maceta, se crea una bola orgánica natural de tierra donde la planta vive y crece.

    El resultado final es una original planta que se posa sobre una esfera de tierra orgánica, permitiendo ser utilizada tanto en de pie como en estructuras aéreas o de forma colgante.

    Al igual que las plantas con maceta, los kokedamas pueden ser usados como plantas decorativas en cualquier parte de tu hogar, dependiendo del tipo de planta kokedama escogido. Puedes elegir kokedamas para decorar tu salón, para tu terraza o como plantas decorativas para el baño, una opción ideal debido a las condiciones de humedad que necesitan.

    Cómo se crea un kokedama

    No es una técnica difícil de aprender, aunque si no eres una jardinera excelente, lo más recomendable es que o bien compres los kokedamas ya preparados en tu floristería o vivero de confianza, o te apuntes a un curso para aprender a hacer kokedamas, los cuales ya puedes encontrarlos en algunos puntos de las ciudades más importantes de España.

    De todas formas el proceso es sencillo y básico. Se trata de formar una bola de tierra a partir de las raíces de la planta, con una mezcla de diferentes arcillas, principalmente la akadama, una arcilla natural de origen japonés que permite absorber el agua y los nutrientes mientras que a la vez ofrece transpiración a las raíces. Si no tienes acceso a la arcilla akadama puedes optar por otras opciones como la turba y el sustrato.

    Cuando ya tienes creada la esfera se cubre con musgo o con hilos de fibras orgánicas para que quede totalmente compacta. Mediante los hilos que pueden ser por ejemplo de fibra de coco o de yute, puedes crear diseños similares a los de una maceta y aprovecharlos para diseñar una estructura colgante para el techo.

    Si te gusta el musgo para recubrir tu kokedama, es importante que tengas en cuenta que el musgo es una especie vegetal amenazada, por lo que sólo debes adquirirlo en tiendas de jardinería donde certifiquen que se trata de un musgo protegido.

    Para que puedas hacerte una idea de cómo hacer un kokedama, no te pierdas este video tutorial.

    Cuidados del kokedama

    Quizás uno de los aspectos más interesantes de la técnica kokedama es el cuidado posterior de la planta, sumamente sencillo y peculiar. Para regarlos simplemente debes sumergir la bola en un tiesto con agua, esperando a que se absorba y escurriéndola suavemente con una esponja. Si la planta kokedama no necesita un riego excesivo puedes optar por pulverizar agua con un spray entre riegos.

    Además, debes tener en cuenta que cuando tu planta crezca necesitarás hacer la bola un poco más grande, por lo que es recomendable que tengas algunas nociones mínimas sobre kokedamas.

    En general, puedes hacer un kokedama con cualquier planta, aunque no se recomiendan aquellas plantas que necesitan vivir con raíces vistas, para lo cual una maceta de cristal es la mejor opción. Tampoco se pueden crear kokedamas con plantas que se encuentren en plena floración.

    Las plantas que mejor se adaptan al kokedama son aquellas que necesitan condiciones de sombra y humedad, principalmente si haces tu kokedama con musgo, como las plantas tropicales o los helechos. Pero también puedes hacer kokedamas con cactáceas, suculentas, orquídeas, plantas de interior y exterior.

    Los kokedamas son muy sencillos de hacer, fáciles de cuidar y muy decorativos. Así que ponte manos a la obra y si quieres ideas para decorar con kokedamas, no te pierdas la galería de fotos.

    También te puede interesar: Maceteros originales: Mejores diseños [FOTOS] y Decorar con ficus: Ideas y cuidados [FOTOS]