La ballena azul: El juego viral que te lleva al suicidio

El último reto viral en Rusia, conocido como la “Ballena Azul", está siendo investigado ya que algunos jóvenes han muerto.

por , il

    La ballena azul: El juego viral que te lleva al suicidio

    ‘La ballena azul’ es un juego viral que consiste en pasar diferentes niveles a cada cual más siniestro y cruel que el anterior. Por supuesto, el último nivel insta a quitarse la vida. Algunos adolescentes en Rusia ya han muerto por culpa de este horrible juego sin sentido. Se trata de superar pruebas tan absurdas como ver películas de terror todo el día, saltar desde grandes alturas al vacío o grabarse con un cuchillo en la piel el dibujo de una ballena. La verdad es que a veces pensamos que las cabezas están muy mal. ¿Verdad?

    Cada vez son más raras las cosas que ponen de moda, pero cuando la vida pasa a estar en peligro, entonces hay que tomarse las cosas muy en serio. Y es que las autoridades rusas andan en vilo con un juego que se llama ‘la ballena azul’. ¿En qué consiste? Pues como cualquier tipo de videojuego, en pasar niveles. Sin embargo, aquí las pruebas no son matar a marcianitos. Son siniestras y crueles. Incluso algunos adolescentes han fallecido por jugar a este absurdo juego.

    Las pruebas que hay que pasar son de lo más atroces. Una de ellas es ver películas de terror todo el día hasta llegar a autolesionarse. Otra obliga a saltar desde una altura grande al vacío, permanecer despierto durante mucho tiempo y para rizar el rizo grabarte con un cuchillo en la piel el dibujo de una ballena. Nosotras te recomendamos este otro tipo de tatuajes. De locos, ¿verdad?

    Otros juegos como la ballena azul

    El portal ‘The Siberian Times’ recoge ya el caso de dos adolescentes rusas que han muerto,tras saltar desde un edificio de catorce plantas. Un suceso que derivó en el inicio de las investigaciones.

    La verdad es que este tipo de noticias nos deja sin palabras, como nos ocurre con el famoso juego del muelle, una práctica sexual con mucho riesgo. ¿Cómo se puede valorar tan poco la vida humana?