La princesa iraní más bella del siglo XIX: mitos y verdades sobre Qajair

La princesa iraní más bella del XIX es una de las noticias vírales de esta semana.

por , il

    La princesa iraní más bella del siglo XIX: mitos y verdades sobre Qajair

    Esta mujer iraní considerada la más bella del siglo XIX no es una princesa como las demás. Las fotos que hemos podido ver en las redes sociales nada tienen que ver con el ideal de belleza. Disney se escandalizaría de esas imágenes un tanto grotescas. La realidad era un tanto distinta de la ficción.

    Estereotipos atípicos

    Los estereotipos están presentes en toda la historia de la humanidad. Son cánones de belleza que se repiten y crean un ideal al que imitar. Dicen que está princesa iraní estaba en contra de la depilación. Algo tan cotidiano como cuidar al máximo el bello corporal, manteniéndolo a ralla, parece que a ella no le importaba lo más mínimo. El hirsutismo habría sido una tendencia en este momento.

    Las verdades de la belleza iraní

    Aunque la mujer que aparece en los posts no es la tan aclamada princesa. Muestra a la perfección los elementos que caracterizaban la belleza iraní. Las cejas anchas o juntas y el bigote encantaban a los hombres del momento, no se afeitaban el bello facial, lo dejaban crecer. El Sah de Persia era uno de los que tenía predilección por estos tipos de mujeres

    Pelo y kilos de más

    El pelo facial no era lo único que volvía locos a los iranís. Un poco más de kilos las ayudaban a ser más atractivas. En un país como Irán en donde la mayoría en aquellos tiempos solo podían acceder a una comida o dos al día, estar rellenita era símbolo de estatus. Una variación que se enlaza con la sociedad en la que viven. Todo lo contrario de la situación actual que se vive en el mundo.

    La realidad de la princesa iraní

    Qajair no está tan lejos de nuestro tiempo. Aunque a nivel estético nos parece fuera de lugar, su alma estaba a años luz del régimen persa. Esta mujer se casó y tuvo cuatro hijos. Fue toda una madre luchadora que lo dio todo por su familia. Nadó contra corriente optando por escapar de una relación en la que había sido engañada. El divorcio era un tema tabú en un país como Irán.

    La princesa fue una pionera que lucho por los derechos de las mujeres en su país. Tuvo una vida poco convencional y consiguió cambiar algunas de las leyes establecidas. La belleza real va más allá del físico.