Navidad 2016

La verdadera primera candidata a la presidencia de EEUU

La verdadera primera candidata a la presidencia de EEUU

Conoce a Victoria Woodhull, la verdadera primera candidata a la presidencia de EEUU. ¡Fue nominada antes de que las mujeres pudieran votar!

por en Cultura, Ocio
    La verdadera primera candidata a la presidencia de EEUU

    Tras la victoria de Trump, muchas mujeres han quedado totalmente desconsoladas por el hecho de que vuelva a gobernar un varón. Que Hillary Clinton ganara las elecciones presidenciales era una prioridad para el sector femenino, y es que al fin podrían defenderse los derechos de las mujeres. Pero, ¿realmente ha sido Hillary Clinton la primera candidata a estas elecciones? La respuesta es no. Te contamos todo sobre la verdadera primera candidata a la presidencia de EEUU.

    La verdadera primera candidata a la presidencia de EEUU fue Victoria Woodhull, una mujer muy radical que siempre luchó por los derechos femeninos y la libertad, y destacó por sus conocimientos financieros. Esto hizo que se topara tanto con amigos como con enemigos.

    Una vida personal nefasta

    No nos extraña que Victoria tuviera una personalidad tan radical si tenemos en cuenta sus primeros años de vida, los cuales fueron muy ajetreados. Su madre trabajaba como adivina y su padre vendía medicinas milagrosas. Fueron precisamente sus padres quienes la impulsaron a dedicarse al arte de la adivinación, pero también la restringían cruelmente en todos los ámbitos de la vida.
    Victoria pensó que casarse le otorgaría más libertad, por lo que a los 15 años se casó con Canning Woodhull, otro vendedor de medicinas con el que tuvo dos hijos. Pero todo fue muy distinto de lo que pensó, y es que su vida se convirtió en un auténtico infierno. El primero de sus hijos nació con problemas mentales debido a los problemas con el alcohol de su esposo, quien le atestaba golpes cuando había bebido de más. Finalmente se divorciaron, pero no sin antes recibir la más cruenta paliza por su parte.

    Defensora del amor libre

    No es de extrañar que todo lo acontecido en su vida la llevara a ser una auténtica defensora del amor libre. Basándose en lo que el pensador francés Charles Fourier se refería como “feminista”, fundó junto a su hermana un semanario llamado ‘Woodhull and Claflin’s Weekly’ para publicar artículos que defendieran los derechos de las mujeres en todos los aspectos, desde en los negocios como en temas sexuales.

    Primera corredora de bolsa de la historia

    Fue tras casarse con su segundo esposo, James Harvey Blood, cuando ella y su hermana ejercieron de médiums para el financista Cornelius Vanderbilt, el cual les respaldó para que fundaran la primera empresa de corredoras de bolsa en Wall Street, la cual se llamó ‘Woodhull, Claflin and Company’. Esto fue una gran victoria, y es que fue la primera vez que una mujer pudo entrar en el mundo financiero, un sector habitado exclusivamente por hombres. Pero esto recibe aún más mérito si mencionamos el hecho de que Woodhull fue autodidacta.

    Lucha por el sufragio universal femenino

    Woodhull asistió a un encuentro en el que se buscaba conseguir un sufragio universal femenino, en el cual dio una charla memorable. Fue allí donde conoció a muchas de las pioneras que lucharon para que este derecho fuera concedido, aunque también hay que mencionar que algunas de las ideas sobre el amor libre espantaron a algunas de ellas, especialmente a las más tradicionales en el ámbito amoroso.

    Candidata a la presidencia de EEUU

    Las mujeres todavía habían conseguido el derecho a votar cuando Woodhull fue nominada a candidata de la Casa Blanca por el Partido por la Igualdad de Derechos en 1872. Las razones eran obvias: tenía experiencia en el sector financiero, buscaba la igualdad política y económica, defendía los derechos más importantes y pretendía ofrecer oportunidades a todos.
    No obstante, durante las elecciones estuvieron tanto ella como su hermana en la cárcel por denunciar escándalos de adulterio de personajes conocidos, lo cual mermó mucho su campaña.

    Una luchadora nata

    Obviamente no consiguió ser la ganadora, pero tras las elecciones se mudó a Inglaterra con su madre y su hermana para seguir luchando por conseguir el voto femenino hasta que, en 1927, falleció a los 88 años. Sin duda, se trató de una mujer muy revolucionaria con las ideas muy claras a la que debemos mucho, especialmente las mujeres.

    800

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CulturaOcio

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares