Navidad 2016

Leche de almendra: Receta vegana

Leche de almendra: Receta vegana

La leche de almendra es una receta vegana, apta para aquellas personas que no lo sean pero por ejemplo, sufran de intolerancia a la lactosa.

por en Cocina, Ocio, Recetas veganas
Última actualización:
    Leche de almendra: Receta vegana

    La leche de almendras es una receta para elaborar una buena bebida nutricional y rica en propiedades beneficiosas. La leche de almendras es un sustituto perfecto de la leche de vaca, tanto para aquellos que son intolerantes a la lactosa, como para aquellos que han decidido seguir una filosofía vegana. La leche de almendras, además de ser muy deliciosa, trae muchos beneficios a nuestro cuerpo.

    Disipamos un mito: la leche de almendras no engorda. De hecho, que es rica en ácidos grasos, las “grasas buenas”, y promueve la pérdida de peso. También un vaso de leche de almendras tiene solamente 25kcal. En detalle, enumeramos algunas de las ventajas que nos da esta bebida hecha a base de almendras:

    Reduce el colesterol malo. Gracias a una sustancia llamada “Amandina”, las almendras reducen los niveles de azúcar en la sangre, regulando el nivel de colesterol LDL, además de proteger la salud de las venas y arterias.

    Regula el intestino. Las almendras tienen propiedades laxantes suaves.

    La leche de almendras promueve el trabajo del intestino liberándolo de los residuos y toxinas. También se recomienda la leche de almendra en caso de gastritis, colitis y diarrea.

    Válida como sustituta de la leche de vaca.

    No sólo es perfecta para aquellos que sufren de intolerancia a la lactosa, sino también para aquellos que quieran disfrutar de un vaso de leche por la mañana. La leche de almendras, a diferencia de la leche de vaca, no contiene colesterol ni lactosa, esto hace que sea altamente digerible. Pero no sólo eso, es rica en fibra, vitamina E, selenio, manganeso, zinc, potasio, magnesio, hierro, fósforo y calcio.

    • 200gr de almendras
    • 1 litro de agua
    • Embudo
    • Trapo de algodón
    • Colador
    • Botella de vidrio
    1. Vierte las almendras en una licuadora. Comienza a triturar y añade gradualmente 150 ml de agua. Mezcla hasta que todas las almendras estén trituradas.
    2. Cubre el colador con un trapo de algodón y filtra lo triturado en un recipiente de vidrio.
    3. Echa, siempre a través del trapo, el resto del agua y de la botella con la ayuda de un embudo.
    4. Conserva en la nevera como máximo 4 días.

    Después de leer todo esto, ¿te pasas a las leches vegetales?

    537

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CocinaOcioRecetas veganas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares