Los 5 jardines con laberinto más bonitos del mundo

Si te gusta viajar y consideras que los laberintos son lugares mágicos, no te pierdas este artículo.

por , il

    Los laberintos son lugares mágicos en los que pasar el tiempo, si te gustan este tipo de jardines y estás dispuesto a viajar, no puedes perderte los 5 jardines con laberinto más bonitos del mundo.

    Los jardines con laberinto son lugares de ensueño, en los que perderse puede ser de lo más placentero. Recorrer largos tramos entre paredes de vegetación y con el cielo como techo es una experiencia muy gratificante que puedes vivir recorriendo uno de estos jardines. Si quieres saber cuáles son los mejores, o simplemente buscar una excusa para visitar otros puntos del globo, no puedes perderte el artículo.

    Jardines de villandry, Francia.-

    Lugar conocido por sus hermosos jardines, que perteneció a otra época a Napoleón. Aunque se encuentra dentro de las fronteras francesas, es un tipo de jardín italiano que destaca, entre otras cosas por sus motivos florales y formas geométricas.

    Laberinto de Fontanellato, Italia.-

    Es el jardín con laberinto más grande del mundo. Realizado en bambú, dispone de 300 metros de lado y se enmarca en una zona natural de 8 hectáreas de vegetación perfectamente cuidada.

    Centro Getty, Los ángeles, Estados Unidos.-

    Este jardín pequeño pero bien cuidado, se encuentra en el museo Getty de los ángeles. En él se puede disfrutar de grandes piezas de arte, fotografía o arquitectura y de los jardines del recinto, entre los cuales se encuentra este laberinto.

    Laberinto de Castlewellan, Irlanda del norte.-

    Inaugurado en el año 2001, este jardín se considera símbolo de la libertad y la paz en Irlanda del norte, ya que su construcción fue para conmemorar el cese de las hostilidades por parte de grupos terroristas en el país.

    Parque del laberinto de Horta, Barcelona, España.-

    Uno de los más complicados para conseguir escapar. Este intrincado camino de cipreses y setos altos impide asomarse más allá de los caminos del laberinto, lo que hace necesario saber orientarse para poder encontrar la salida. Otro de los lugares a descubrir dentro de nuestro país, ciudades que nunca dejan de sorprendernos.