Los lugares más insólitos donde dormir

Dormir puede ser muy divertido, interesante o incluso misterioso. Si pasas de unas vacaciones normales y eres original, es bueno que descubras estos lugares insólitos donde pasar la noche.

por , il

    Viajar es siempre divertido. Pero ¿y si durmieras en lugares insólitos? Estarías viviendo una aventura. Por esas veces en que tu hotel ha sido aburrido o no lo suficientemente interesante por las noches te enseñamos a continuación algunos de las habitaciones más curiosas en donde dormir. Si te gusta viajar sola, puede ser una opción perfecta para no aburrirte durante las noches.

    Luxor Hotel, USA

    Si lo que te apasiona es el Antiguo Egipto este hotel no te defraudará. Ubicado en las Vegas, tanto fuera como dentro del mismo, te trasladas al Cairo. Este hotel temático es de los más famosos del mundo y quien sabe si dentro de los armarios ¡se enconde una momia! Si te gusta el misterio, puede que te guste conocer también las casas más terroríficas del mundo.

    Wigwam Hotel, USA

    Si en cambio prefieres las de indios y vaqueros, en este hotel puedes disfrutar de una noche en un tradicional tipi en donde los antiguos indios de Norte América desarrollaban su vida.

    Das Park Hotel, Austria

    Un amante de la naturaleza tiene que visitarlo. Una noche en estas instalaciones de hormigón aseguran impregnarse de toda la esencia que envuelve este bosque de Austria. Simulando bunkers, dentro de estos cubículos encontrarás todas las comodidades para pasar una noche inolvidable.

    Hotel Free Spirit Spheres, Canadá

    Sin salir del bosque, puedes experimentar el dormir literalmente colgado de un arbol. Estas esferas de madera son las habitaciones del hotel canadiense Spirit Spheres. Probablemente tras experimentar una noche aquí, dormir ya no vuelva a ser lo mismo.

    Hotel La Ballade Des Gnoms, Bélgica

    ¿Amante de la Historia? ¿Recuerdas Troya y su famoso caballo? Dormir aquí es más o menos experimentar lo mismo. Y no sólo eso, todo este hotel está ambientado en un mundo mágico de gnomos, trolls e incluso druidas de los bosques. No es extraño que a veces cueste dormir en los hoteles.