María Callas: Frases inolvidables de la artista [FOTOS]

A pesar de su corta carrera, María Callas o "La Divina" es considerada una de las grandes de la Ópera. Sus frases ilustran su pasión por la música, sus frustraciones infantiles y su sufrimiento en el amor.

por , il

    María Callas es una de las artistas de ópera más reconocidas del panorama musical. Apodada “La Divina” se ganó con creces su apodo, por su temperamento electrizante y una vida llena de dramatismo amoroso y profesional. Leer sus icónicas frases nos ayudan a entender cómo fue su vida, qué aspectos de su vida fueron más relevantes y cuáles fueron sus luchas y sus sufrimientos. No te pierdas las frases inolvidables de María Callas.

    María Callas: una artista de las que no se olvidan

    Nacida en Grecia, sus padres emigraron a Estados Unidos cuando tan sólo era una niña. Tras su divorcio, regresó a Grecia con su madre, con la que reconoció haber tenido una relación difícil y poco afectiva. Desde niña, su madre la obligó a cantar debido a las actitudes que vio en ella, pero la sometió a un continuo desprecio por su aspecto, comparándola contimuamente con su hermana. Esto afectó negativamente la autoestima de María Callas, la cual estuvo siempre acomplejada por su belleza y su cuerpo, sometiéndose en varias ocasiones a regímenes estrictos de adelgazamiento para la interpretación de papeles que afectó significativamente su calidad vocal.

    “Primero perdí mi voz, luego perdí mi figura, después perdí a Onassis” es una de sus inolvidables frases que relata sus más profundas decepciones y sufrimientos en su vida, aunque con los años, se destacó como una diva y un ejemplo de estilo a seguir.

    Tras estudiar en el Conservatorio Nacional de Atenas, en el cual falsificó su edad para conseguir entrar antes de los 16 años de edad, Ana María Cecilia Sofía Kaloyeropulu, María Callas, debutó en el Teatro Lírico Nacional de Atenas con la opereta Boccaccio en febrero de 1942. Empezó a cosechar algunos éxitos en su país de origen, pero al final de la II Guerra Mundial, María Callas decide volver junto a su padre a Estados Unidos.

    Al llegar el director del Metropolitan Opera House, Edward Johnson, le ofreció los papeles principales de las óperas Fidelio y Madame Butterfly para las temporadas 1946-1947 pero Callas los rechazó porque no deseaba cantar Fidelio en Inglés y pensó que Madame Butterfly no era la mejor opción para su debut en Estados Unidos. Tras aceptar varios papeles secundarios, debutó finalmente en 1947 en la ópera Turandot en Chicago y, aunque tuvo varios éxitos, tardaría todavía unos años en consolidarse como “La Divina”.

    Se casó con Giovanni Battista Meneghini en 1949, un compañero que le ayudó a instaurarse en el mundo de la Ópera y a consolidar su carrera, gracias a sus contactos. Sin embargo, cuando María Callas conoció al millonario Arostóteles Onassis en 1959, la artista se enamoró perdidamente del magnate y a los pocos meses terminó su matrimonio con Meneghini. A pesar de esta manifestación de amor, Onassis no hizo lo mismo con su esposa, lo que la convirtió en la eterna amante del millonario, algo que Callas siempre sintió como una derrota personal.

    Su amor incondicional por un hombre que no la valoró como ella hubiese querido, coincidió con el comienzo de su declive profesional. Tras adelgazar 30 kilos para prepararse para la ópera Medea, la voz de Maria Callas se vio afectada profundamente y nunca volvió a ser la misma. Muchos acusan su tortuosa relación con Onassis como la principal causa del declive de Callas. Lo cierto es que a pesar de que siempre declinó casarse con ella, unos años más tarde lo haría con Jackie Kennedy, lo que la sumió en una profunda depresión. Aún así, la artista siguió siendo pareja del magnate y tras su muerte afirmó públicamente que había perdido un esposo.

    La artista tuvo que soportar en su declive varias sesiones de abucheos, a pesar de haber sido considerada como una de las mujeres cantantes más importantes de la Historia de la Ópera. Muchas de sus inolvidables frases se refieren a su tortuoso declive, a su pérdida de voz y a su visión de ella misma como una artista, por encima de todas las cosas.

    Mira la galería de fotos con las frases más importantes de María Callas.

    También te puede interesar: Frida Kahlo: Frases feministas que siempre recordaremos y Chavela Vargas: Mejores frases feministas [FOTOS]