Mi perro tiene miedo a las tormentas: Consejos y remedios

¿Tu perro tiene miedo a las tormentas? Ayúdale a aguantar el chaparrón con estos consejos y remedios para reducir su ansiedad y hacerle sentir seguro.

por , il

    Mi perro tiene miedo a las tormentas: Consejos y remedios

    Lluvia, rayos, truenos, relámpagos… Las tormentas pueden llegar a convertirse en una auténtica pesadilla para tu mascota. Si tu perro tiene miedo a las tormentas, no te pierdas los consejos y remedios que te ofrecemos para ayudarle.

    Consejos si tu perro tiene miedo a las tormentas

    1. Compréndelo. El primer paso para ayudar a tu perro es entenderlo. Según un estudio científico de la Universidad de Pensilvania, entre el 15% y el 30% de los animales teme a las tormentas, ya que las perciben como un enemigo invisible que puede atacarle por cualquier parte y en cualquier instante. Es por esto que su estrés aumenta hasta tal punto que su actitud se torna frenética, comienza a ladrar insaciablemente y muestra una postura defensiva con las orejas hacia atrás y la cola entre las patas. Puede que todo esto parezcan datos poco prácticos, pero créenos cuando te decimos que saber qué le ocurre y comprender qué está sucediendo en cada momento es lo primero que necesitas hacer para poder ayudar a tu amigo peludo.
    2. Mantén una actitud serena. Puede que los ladridos y el comportamiento de tu perro se hayan tornado frenéticos y pueda llegar a ponerte nerviosa a ti, pero créenos cuando te decimos que lo mejor es mantener la calma. Alterándote solo conseguirás que tu perro entienda que, efectivamente, hay un enemigo que os puede atacar y aumentará su nivel de estrés. Lo mejor es que te muestres tranquila y que hagas como que no ocurre nada.
    3. No lo saques de su escondite. Si tu perro se ha escondido es porque se siente indefenso y sacarlo de su escondite no hará más que aumentar su ansiedad. Si de verdad quieres ayudarlo, ve donde esté y hazle compañía hasta que se calme. Comprobarás que pronto recibes un gesto de agradecimiento por su parte.
    4. No lo saques de casa. Dicho lo dicho en el punto anterior, es lógico deducir que no debes sacar a tu mascota a la calle. Muchas personas piensan que viendo lo que ocurre el perro se calmará, pero visualizando un paisaje cubierto de agua conseguirás el efecto contrario.
    5. Trata de distraerlo. Para tu perro no va a haber nada más que la tormenta hasta que esta finalice, pero siempre puedes hacer algo por intentar distraerlo. Muéstrale su juguete favorito o muéstrale un snack casero para que poco a poco pueda apartar el foco de atención del estruendo que hay fuera.
    6. Ponle música. Si percibes que es el ruido lo que genera ansiedad a tu perro, cierra todas las ventanas y pon música relajante. Con esto conseguirás aislaros del exterior y hacerle ver que se encuentra en un entorno seguro. ¡Verás cómo vuelve a ser él mismo en pocos minutos!

    Remedios si tu perro tiene miedo a las tormentas

    Los consejos que te acabamos de enumerar es a lo primero que se debe recurrir para tratar a tu perro cuando tiene miedo a las tormentas. No obstante, si todo lo anterior no ha surtido efecto debes saber que existen remedios específicos que pueden ayudar a reducir los niveles de ansiedad de tu perro. Dos de los más utilizados son:

    1. Productos específicos. En el mercado podemos encontrar algunos productos capaces de rebajar los niveles de estrés de tu mascota. Uno de ellos son las feromonas anti estrés y el spray relajante, las cuales se suministran en el mismo momento en el que tu mascota muestre un comportamiento excesivamente nervioso.
    2. Flores de Bach. Las flores de Bach son un remedio similar al anterior, pero más natural. Se trata de una sustancia cuyo efecto varía dependiendo de las flores utilizadas, y generalmente se utiliza para tratar con perros agresivos o excesivamente nerviosos.
    3. Tratamientos psicológicos. Puede que las tormentas provoquen un auténtico trauma a tu mascota, por lo que no está de más consultar con un especialista en adiestramiento canino o un veterinario y explicarle la situación. En ocasiones puede resultar un poco caro, pero ten por seguro que después del tratamiento tu perro vivirá feliz y despreocupado con tormentas o sin ellas.

    ¡Eso sí! Antes de realizar cualquiera de estos tratamientos es indispensable que lo consultes con un veterinario, ya que en caso de suministrar cualquiera de estos remedios de manera incorrecta podemos perjudicar gravemente la salud de nuestra mascota.