Mujer italiana acusada de posesión para obtener el divorcio

Parece que ahora el demonio provoca divorcios. Una mujer es poseída en Italia y el marido lo alega ante el Juez.

por , il

    Mujer italiana acusada de posesión para obtener el divorcio

    Son muchas las causas que pueden existir en un matrimonio para divorciarse. Sin embargo, creemos que ninguna tan original como ésta. A un hombre italiano le ha sido concedido el divorcio, tras alegar que su esposa está ‘poseída por el diablo’ después de que testigos dijeran que la habían visto -entre otras cosas- levitar y hacer gala de algunos poderes sobrenaturales. Varios exorcistas han tratado de curarla a lo largo de los años sin éxito. Si ya sabíamos que el demonio vestía de Prada, ahora también sabemos que vive en Italia y puede entrometerse en nuestro matrimono.

    Cuando el cura dijo eso de “hasta que la muerte os separe”, se le olvidó añadir o “el demonio”. La sentencia emitida por el juez no deja lugar a dudas, la causa del divorcio no es imputable ni al marido ni a la mujer, ya que ésta actuaba por cuenta de un tercero y no de forma voluntaria. ¿Quién iba a pensar que el convidado de piedra fuera nada más y nada menos que el diablo? La cantidad de testigos que corroboraron la teoría, no es indiferente. Médicos, curas y vecinos del pueblo no encontraron otra explicación ni pudieron confutar la hipótesis.

    En concreto la hermana de la esposa, un cura y un monje dijeron que vieron a la mujer levitar en la iglesia y después caer al suelo, incluso declararon que había sido capaz de levantar con una mano y lanzar contra el altar un banco de la iglesia delante de todos. La mujer ha mostrado este ‘inexplicable comportamiento’ desde 2007 y su marido describió su forma de actuar como ‘posesión demoníaca’.

    Sin ninguna patología

    Según cuenta El Corriere della Sera, varios exorcistas han tratado de curarla a lo largo de los años sin éxito. A la pareja, que tiene dos hijos, le fue concedido el divorcio por parte de la iglesia católica, algo que suele costar cierto tiempo. La sentencia habla de “fenómenos inexplicables”. Además dice que la mujer se ha sometido a varias pruebas científicas y “la señora no se ve afectada por alguna patología“.

    La verdad es que es una noticia que nos deja sin palabras. Pues que la justicia reconozca como causa de un divorcio que una mujer está poseída por el diablo es muy poco usual. Quizás algunos matrimonios ya tienen la coartada perfecta para pedir el divorcio. No sabemos si el marido celebrará el divorcio con un selfie, algo que se ha puesto de moda en los últimos meses.