Mujeres artistas: Las protagonistas del surrealismo

Aunque sus nombres no sean demasiado conocidos, debido a la supremacía masculina en el mundo del arte, estas mujeres son las verdaderas protagonistas del surrealismo.

por , il - Última actualización

    Mujeres artistas: Las protagonistas del surrealismo

    ¿Te interesa el arte? ¿Y el feminismo? Te agradará entonces conocer el surrealismo, ya que es la corriente artística que más mujeres ha tenido entre sus filas. Este movimiento tiene como objetivo reflejar el subconsciente, sin que intervenga la razón. El surrealismo empoderó la imagen de la mujer como ser espontáneo, intuitivo y poseedor de una inmensa creatividad. Todo esto en medio de un contexto histórico y social en el que las mujeres aún luchaban, entre otras muchas cosas, por el derecho a voto.

    Entre las artistas más conocidas del surrealismo, encontramos a Frida Kahlo, Remedios Varo, Leonora Carrington y Maruja Mallo. Muchas de ellas comenzaron a interesarse por el surrealismo debido a sus relaciones personales con hombres del grupo, y no por motivos políticos o teóricos. Las artistas fueron siempre marginadas, apartadas del círculo de poetas y pintores que redactaron los manifiestos del surrealismo y crearon la teoría del mismo. André Breton (que se os quede el nombre de este auténtico villano del mundo real) era el portavoz del surrealismo. Breton era el que decidía quienes formaban parte del movimiento. Jamás había mujeres en sus listas. Esto, unido al violento asalto hacia la imagen femenina que perpetraban siempre los hombres surrealistas, provocó que las mujeres se sintieran ajenas al movimiento, y se acabaran volcando en su propia realidad. Gracias a esto, las mujeres realizaron magníficas contribuciones al surrealismo y elevaron esta corriente artística hasta el lugar que ostenta hoy. ¿Quieres saber más sobre ellas? Sigue leyendo.

    Frida Kahlo

    Pese a no considerarse a sí misma surrealista, sus obras han sido englobadas dentro de esta categoría debido a su impacto visual y su gran carga expresiva. Frida Kahlo afirmaba que ella no era surrealista, pues simplemente volcaba en el arte su propia vida. Su arte no era el reflejo de ensoñaciones ni de mecanismos del subconsciente: su arte era autobiográfico. Sus obras podrían servir de inspiración para elaborar un estupendo disfraz.

    Remedios Varo

    Se trata de una de las pintoras más singulares de la vanguardia española. Remedios Varo llevó una vida excitante y enigmática, y erigió su propio mundo entre México, Barcelona y París, lugares donde, a día de hoy, la veneran como el mito que es. Auténtica surrealista, Varo se dedicaba a pintar sus propios sueños. No estaría mal hacerse un tatuaje inspirado en sus obras.

    Leonora Carrington

    En sus obras pictóricas y literarias (que incluyen cuentos, novelas y obras de teatro), Leonora Carrington lucha por emanciparse. En toda su obra artística es palpable el rechazo ante las brutales imposiciones sociales al género femenino. Expresa de multitud de maneras su rebelión ante los cercados límites que se le marcaban a las mujeres. Carrington denuncia la hipocresía que observa a su alrededor tanto en su obra como en entrevistas que concedió.

    Maruja Mallo

    Su exilio durante la dictadura franquista casi consigue borrarla del mapa. Afortunadamente, no fue así. Maruja Mallo, aunque algo desconocida debido a este hecho (unido a su sexo), es considerada a día de hoy como lo que fue: uno de los máximos exponentes del surrealismo español. Su arte rebosa alegría, y sus pinturas gozan, sobre todo en la primera etapa, de colores vivos.

    Esperamos que hayáis disfrutado de nuestra selección. ¿Queréis más artículos sobre corrientes artísticas? ¡Hacédnoslo saber en los comentarios y seguid atentas a Ella Hoy!