Navidad 2016

Decoración, ideas regalo, moda y tendencias para las fiestas navideñas.

Nochevieja: Historia de los rituales más curiosos

Nochevieja: Historia de los rituales más curiosos

Conoce los rituales de Nochevieja más curiosos de todo el mundo y su origen. ¿Te animarías a realizar alguno?

    Nochevieja: Historia de los rituales más curiosos

    La última noche del año siempre está envuelta de magia y tradición. Y es que, ¿qué sería Nochevieja sin comernos las 12 uvas? Esa misma sensación es la que se le quedaría a un habitante de otro país si careciera de su habitual rito durante esta noche. Te contamos las historias de los rituales más curiosos de Nochevieja.

    Ropa interior de colores – Argentina

    Esta tradición la compartimos con los argentinos en parte, y es que desde la Antigüedad se ha relacionado cada color con una bendición en concreto. Aunque su origen está un poco borroso, el concepto está intacto. Se trata de llevar durante la última noche del año ropa interior de un color determinado, cuyas tonalidades tienen finalidades distintas: el rojo para atraer el amor, el verde para atraer la salud y el amarillo para atraer el dinero.

    Cenar lentejas – Italia

    Esta creencia también está cerca de nosotras, y es que para los italianos el hecho de cenar lentejas atrae la riqueza. Este ritual proviene de la antigua Roma, y es que se entendía que cada legumbre consumida volvería convertida en una moneda de oro, de modo que cuantas más pudieras comer, más recibirías.

    Romper la vajilla – Dinamarca

    Desde la Antigüedad, en Dinamarca se acostumbra a romper los platos utilizados durante la cena de Nochevieja contra la puerta de los seres queridos. Aunque pueda parecernos una costumbre extraña, en su cultura se entiende esta acción como una muestra de cariño y un deseo de atraer la buena suerte durante el año próximo. En la actualidad no todo el mundo va hasta la puerta de sus conocidos, sino que la vajilla se destruye en el mismo lugar donde se realiza la cena.

    Saltar a las doce – Dinamarca

    Otro rito realizado por los daneses durante la última noche del año es subirse a una silla y saltar a las doce en punto. La creencia es que hacerlo en el momento indicado traerá la buena suerte a toda la familia, ya que hace muchos años se entendía que durante el paso de un año al otro no debía tocarse el suelo.

    Echar agua por la ventana – Puerto Rico

    Los puertorriqueños suelen preparar cubos llenos de agua, los cuales simbolizan todos los pesares y problemas soportados durante el año. Es justo después de entrar oficialmente en el nuevo año cuando corren a lanzar el agua por la ventana, de modo que materializan el alivio de dejar ir todo lo malo y comenzar el año con energía positiva.

    108 campanadas – Japón

    Según las doctrinas budistas, existen 108 deseos mundanos que provocan el sufrimiento a las personas. Por esto mismo, los templos hacen sonar las campanas tantas veces como deseos existen para purificarlos y espantarlos durante el próximo año.

    Comer fideos largos – Japón

    Durante la última noche del año no pueden faltar fideos largos en la mesa de ningún japonés.

    El motivo es muy sencillo: desde hace siglos se ha relacionado la longitud de los fideos con la fortuna de disfrutar de una vida más longeva.

    Presencia de círculos – Filipinas

    Otro ritual enfocado a atraer la riqueza es el llevado a cabo por los filipinos. En este caso, se centran en tener presentes figuras circulares durante esta noche, y es que la tendencia popular es relacionar las formas redondeadas con las monedas, de modo que cuantos más círculos hayan más querrá la fortuna ir con ellos. Así pues, todos visten de lunares, llevan monedas en los bolsillos e incluso la comida que se consume es circular.

    Cenizas con champán – Rusia

    ¿Recuerdas los rituales de San Juan? Pues algo parecido ocurre durante la Nochevieja que se celebra en Rusia. Los habitantes escriben en un papel sus deseos y metas soñadas, el cual acaban quemando e introduciendo las cenizas en su copa de champán. La peor parte es cuando deben bebérselo justo después de las doce. La idea originaria de este ritual es que nos ayuda a materializar aquello que queremos, de modo que llevándolo a nuestro interior nos ayudará a sacar fuerzas para afrontar todo lo que venga y conseguir lo que queremos.

    Dar besos – Estados Unidos

    Este es uno de los rituales más bonitos de todo el mundo. Tiene su origen en la antigua Roma y, en concreto, en el festival de Saturnalia. En esta celebración los asistentes se besaban al marcar las doce, y es que se creía que no hacerlo aseguraba pasar el próximo año en soledad. Sin duda, una excusa fantástica para comenzar el año de la forma más romántica posible.

    ¿Qué te han parecido estos rituales de Nochevieja? Si te han gustado, te recomendamos que también eches un vistazo a los rituales de Nochevieja más raros.

    967

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CuriosidadesFiestas y celebracionesNavidadOcio