Open mind: Tips para tener la mente abierta

Conviértete en una open mind con estos consejos para tener la mente abierta. ¡Verás el mundo de otro color!

por , il

    Open mind: Tips para tener la mente abierta

    Las personas de mente abierta son muy difíciles de encontrar, pero también muy especiales. Está claro que, por vicisitudes de la vida, vas a toparte con un aspecto en el que tengas un pensamiento fijo, pero alejarte de las creencias infundamentadas y cambiarlas por una forma de pensar más flexible te hará sentir mejor y enfrentarte mundo con otros ojos. Si quieres ser una open mind, no te pierdas estos tips para tener la mente abierta.

    Open mind: Cómo tener una mente abierta

    1. Olvídate de los prejuicios. ¿Sabías que los prejuicios forman parte de nuestro sistema de supervivencia? Al ver a personas que se diferencian mucho de nosotras entendemos que son algo negativo y que pueden atacarnos en cualquier momento. Pero, ¿has probado a acercarte a ella en lugar de rehuirla? Puede que esa persona que te parece de tan mala pinta sea un auténtico primor y estés perdiendo la oportunidad de conocerla y aprender de ella.
    2. Busca la otra versión. Muchas veces creemos que tenemos la razón absoluta sobre un tema determinado, pero rara vez será así. De esto te das cuenta cuando dos conocidos tuyos discuten y cada uno te cuenta su versión. Evidentemente, ninguna de las dos es 100% auténtica y deberás escuchar las dos partes para sacar tus conclusiones. Esto es de lo que se trata: no centrarte en una única fuente y buscar otra persona que pueda informarte.
    3. Acepta los gustos de los demás. ¿Tan difícil es aceptar que a otra persona practique un hobby que a ti te parece horrible? Cada persona tiene su propia personalidad y sus gustos, por lo que no deberás atacarle en ningún momento por dicho motivo. De hecho, te animamos a que pruebes eso que en un principio te genera tanto rechazo. ¡Quizá incluso te acabe gustando!
    4. Mantén una actitud positiva. Cuando tenemos pensamientos negativos tendemos a no querer abrirnos al mundo y solemos rechazar cosas que, probablemente, no rechazaríamos si fuéramos felices. Por eso, trata siempre de tener un buen carácter y llevar una sonrisa por bandera.
    5. Sube tu autoestima. Para enfrentarte al mundo necesitas quererte, y mucho. Y si no nos crees, con el tiempo irás dándote cuenta de que realmente aquello a lo que temes no es tan horrible. Solo así podrás ver que los problemas o situaciones difíciles no siempre son tan graves como pueden parecer y que todo tiene solución.
    6. Ten curiosidad. La curiosidad por leer, por viajar, por conocer gente, por saber qué preocupa a cada persona… todo esto te ayudará a encontrar historias fantásticas y/o muy tristes que te ayudarán a ver el mundo con otros ojos.
    7. Ten una rutina. Sí, lo sabemos: para mucha gente seguir una rutina es una auténtica pesadilla, pero te aseguramos que no es tan malo. Descansar el tiempo que necesitas, tener cosas para hacer a diario y contar con tiempo libre para desarrollar tus proyectos es fundamental para seguir un estilo de vida saludable. Pero, ¡ojo! Con esto no decimos que sea una rutina aburrida como la que probablemente tienes en mente ahora mismo. Puede ser, por ejemplo, la rutina de viajar o la rutina de buscar personas interesantes de tu entorno.
    8. Rodéate de gente positiva. Por último, de nada va a servir que cumplas todos los tips anteriores si sigues rodeándote de personas tóxicas y cerradas de mente. Si realmente quieres sentirte libre y disfrutar de una mente abierta, busca personas interesantes y sin prejuicios. Solo así conseguirás tener una actitud positiva para convertirte en una open mind y sentir el bienestar que supone tener la mente abierta.