Orgullo Gay: Violación correctiva y otros temas pendientes

La ecuatoriana Paola Paredes, destapa la existencia de clínicas de deshomosexualización, te contamos los detalles

por , il

    Orgullo Gay: Violación correctiva y otros temas pendientes

    En pleno siglo XXI muchas jóvenes homosexuales sufren abusos en Ecuador por parte de clínicas, que, tras esconderse como clínicas de desintoxicación para alcohólicos, abusan sin ningún pudor de jóvenes homosexuales. Esta increíble historia, es captada a través de imágenes por la autora, que pretende abrir un camino de denuncia hacia estas clínicas, a través de su cámara.

    ¿Qué son las clínicas de deshomosexualización?

    Estas clínicas que se encuentran en las zonas rurales y poco habitadas de Ecuador, son clínicas que, bajo el amparo y promesa de curar sobre determinadas adicciones como el alcoholismo, cometen verdaderas barbaridades con jóvenes lesbianas y transexuales.

    Todo comienza cuando los familiares de estas jóvenes deciden ingresarlas en estos edificios que, bajo el consentimiento de estos y con el amparo del gobierno por desconocimiento de lo que verdaderamente sucede allí, se encargan de vejar repetidamente a jóvenes cuyo único crimen es querer ser ellas mismas.

    En estas clínicas, además de encarcelar a las internas (cosa totalmente prohibida, pues en Ecuador es ilegal encarcelar a una persona por causas de orientación sexual) las obligan a enfrentarse a “técnicas” para curar su homosexualidad.

    Estas “técnicas” consiste desde la toma de medicamentos sin ningún tipo de control médico, hasta el maltrato psicológico y emocional. Muchas de ellas son obligadas a “feminizarse” a través del uso de maquillaje, faldas cortas y demás clichés estúpidos relacionados con la mujer y la heterosexualidad.

    Tan grave es el asunto, que algunas de las chicas que han pasado por estos horribles lugares, narran la historia de las “violaciones correctivas” violaciones por parte de trabajadoras para intentar instaurar su heterosexualidad perdida a través de una agresión sexual.

    ¿Cómo detener esta barbarie?

    La autora del trabajo, Paola paredes, realizó un reportaje fotográfico de investigación para que la opinión pública conociera la cruda realidad de estos sitios. Además de contactar con algunas ex internas, tomo partido infiltrándose en una de estas instituciones para poder fotografiar el horror desde dentro.

    Paola, que como cualquier persona que se considere como tal no podía soportar estos increíbles actos, decidió tomar partido y luchar a favor de los derechos del colectivo LGTB de Ecuador, colectivo en el cual se encuentra incluida.

    Muchas de las chicas que han pasado por este lugar, sienten estrés post- traumático y acaban teniendo graves crisis de identidad sexual una vez son liberadas de estas supuestas “clínicas correctivas”.

    Todos con el colectivo LGTB

    La fiesta del orgullo gay, no tiene que ser algo para pasarlo bien únicamente, sino el símbolo de la lucha de muchas personas que, por desgracia, tuvieron que luchar para poder ser ellas mismas.

    Si quieres ayudar con la lucha a favor de estas mujeres inocentes no dudes en visitar la web de la autora y difundir su trabajo https://www.paolaparedes.com/

    Aunque parezca que estos temas no puedan suceder hoy en día, todavía existen personas capaces de privilegiar estereotipos sociales por encima de la humanidad y los derechos fundamentales de las personas.