Navidad 2016

Papel de aluminio y film: ¿Cuál es mejor para cada cosa?

Papel de aluminio y film: ¿Cuál es mejor para cada cosa?

¿Conoces los usos del papel de aluminio y film, y qué situaciones son las más apropiadas para utilizar cada uno de ellos? ¡Te lo desvelamos!

por en Cocina, Ocio
Última actualización:
    Papel de aluminio y film: ¿Cuál es mejor para cada cosa?

    Hay productos que son de compra obligada, y unos de ellos son el papel de aluminio y film. Aunque muchas personas lo utilizan como sustitutivos, lo cierto es que cada uno tiene un uso determinado y su finalidad no siempre coincide. Te mostramos cuál es mejor para para cada cosa.

    El papel de aluminio o papel de plata se viene utilizando desde hace muchos años por su versatilidad, y es que presenta una serie de características que nos ayudan a proteger nuestros alimentos, especialmente si se trata de bocadillos o sándwiches que tenemos que llevarlos con nosotras. Pero su ligereza no sólo hace que se pueda adaptar perfectamente a cualquier superficie, sino que también es capaz de resistir y mantener el calor, por lo que es un material ideal para tapar platos hasta que vayan a consumirse o cocinar con él en el horno.
    Eso sí, hay que hacer un uso responsable de este producto, y es que supone un gran impacto ambiental al tardar mucho en descomponerse. Esto es importante saberlo, ya que en muchas ocasiones sustituimos un trozo que se haya roto por uno nuevo, y es una costumbre que debemos erradicar.

    El papel film o papel transparente tiene la principal ventaja de permitir al usuario del producto ver qué hay detrás del papel, al contrario que ocurre con el papel de aluminio. Además, es muy resistente, se adapta a la mayoría de superficies y evita que los alimentos se resequen, por lo que es la opción favorita para conservar en el frigorífico las sobras de comida.

    Los hay de varios tipos. En primer lugar, encontramos el apto para horno, que es el que normalmente viene en los platos precocinados, aunque no es recomendable introducirlos a temperaturas demasiado elevadas. Por otro lado, también encontramos los que son resistentes al frío, los cuales son especialmente útiles para envolver alimentos que se vayan a congelar.
    Por último, es recomendable para envolver alimentos ácidos como el limón, los cuales podrían crear una alteración en caso de hacerlo con el papel de aluminio; pero no para cocinar.

    451

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CocinaOcio

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares