Películas budistas para vivir en armonía

Si has tenido un día estresado, relájate y disfruta con estas películas budistas para vivir en armonía. Sus enseñanzas harán que te sientas mejor.

por , il

    En la vida ya tenemos que afrontar suficientes problemas y preocupaciones como para seguir viéndolas en nuestro tiempo libre. Si quieres pasar un rato entretenido y relajarte a la vez, no te pierdas estas películas budistas para vivir en armonía. ¡Te sentirás mucho mejor!

    Te recomendamos que también eches un vistazo a las películas románticas que tienes que ver en 2017 y a estas películas Netflix para ver con amigas.

    Primavera, verano, otoño, invierno… y primavera

    También conocida como “Las estaciones de la vida”, los títulos de esta película ya nos indican claramente su contenido: el paso del tiempo. Se trata de una película coreana que se desarrolla en un monasterio budista, y cuyos protagonistas son dos monjes. En la trama se reflexiona sobre el ciclo de la vida y sobre cómo el cambio no es tan impactante como la propia reencarnación de una misma realidad.

    Samsara

    Si te interesa el ciclo de la vida comentado en la película anterior, debes ver Samsara. Se trata de una película no narrativa que se estuvo filmando durante cinco años en más de 25 países de todo el mundo. Samsara, que significa “existencia cíclica”, muestra todo lo relativo a la reencarnación y ahonda en el ciclo que representa para el ser humano.

    Zen

    El protagonista de Zen es Dogen Zenji, un monje budista que dedica su vida al último deseo de su madre: consagrarse a la meditación y a divulgarla entre los japoneses aun cuando esta religión no estaba aceptada.

    Pequeño Buda

    Jesse Konrad, un niño estadounidense, lleva una vida tal y como la de cualquier otro infante que vive junto a sus padres. Sin embargo, un buen día esta se ve alterada con la presentación de una delegación de monjes budistas, la cual afirma que el niño es más especial de lo que piensa: se trata de la auténtica reencarnación de un respetado lama. A partir de aquí, la aventura está servida para el pequeño Jesse.

    Buda explotó por vergüenza

    Algo tan inocente como que una niña de seis años quiera asistir a la escuela para aprender el alfabeto puede desatar una auténtica aventura. Su nombre es Baktay y deberá afrontar los peligros de la cruel y violenta sociedad en la que vive si es que quiere llegar a su destino. Sin duda, una película cargada de autenticidad, ternura y alegoría.

    Milarepa

    A pesar de que disfrutaba de una vida plena y llena de caprichos, Thopaga sufrió la muerte repentina de sus padres y el empobrecimiento originado por sus tíos, los cuales se encargaron de convertirlo en un auténtico esclavo. Lleno de rencor, el joven aprendió a dominar la magia negra y se vengó de ellos, pero pronto advirtió que necesitaba purificar su alma. Es entonces cuando conoce a su maestro, quien lo conduce hasta la iluminación.

    Viajeros y magos

    Dondup siempre ha sentido que pertenece a otro lugar. No es capaz de ubicarse en la cultura de su reino y solo sueña con viajar a América, ya que siente que su corazón es occidental. Un buen día parte de viaje en busca de su sueño americano, pero por el camino se le unen un monje budista, un vendedor de manzanas y un fabricante de papel de arroz y su hija. Durante este viaje, Dondup encontrará el sentido de su vida y aprenderá que cumplir un sueño no siempre acaba siendo satisfactorio.