Piscinas naturales en España: Las mejores

Las piscinas naturales son una buena opción para disfrutar con la llegada del buen tiempo. Si quieres conocer las mejores, no te pierdas el artículo.

por , il

    Piscinas naturales en España: Las mejores

    Las piscinas naturales son una forma divertida de pasar un buen rato refrescándote en plena naturaleza. Además son algo precioso para visitar durante los meses de verano. En España existen piscinas naturales muy bellas que deben ser un destino obligatorio para disfrutar del calor y pasar un buen rato. A continuación te descubrimos las mejores.

    Piscinas naturales que puedes visitar sin salir de España

    Las piscinas naturales son formaciones geológicas que dan lugar a un pequeño almacenamiento de agua en el que disfrutar del baño sin los peligros que puede entrañar hacerlo en el mar abierto. Algunas de las mejores en España son las siguientes:

    Piscina de Fontcalda, Tarragona

    Esta bonita piscina natural que se encuentra en la localidad de Tarragona forma parte del balneario de Fontcalda. Se encuentra rodeada de rocas de montaña lo que hace que bañarse en ella sea una experiencia única para disfrutar de un bonito paisaje mientras disfrutas de un baño fresco. Además se puede acceder a pie sin ningún problema y se encuentra limpia debido al mantenimiento periódico del balneario.

    Garganta de los infiernos, Cáceres

    Aunque el nombre puede parecer algo peligroso, la realidad es que la zona incluida en el valle de Jerte es un destino inigualable. Dispone de muchas rutas de senderismo para recorrer la montaña a pie y más de 13 piscinas naturales y cascadas que junto a los cerezos en flor hacen disfrutar de un baño increíble.

    Aniol de aguja, Tarragona

    Otro de los parajes más bonitos de España que podemos encontrar en la provincia de Tarragona. El único acceso a pie disponible para llegar a la piscina es casi tan bonito como la piscina en sí que constituye en nacimiento natural de un río de la zona. Si te gusta el senderismo, sin lugar a dudas este es tu mejor destino.

    Termas de Ourense, Galicia

    Estas termas que se extienden durante más de 4 kilómetros son una filtración subterránea natural del agua del rio Miño. La temperatura que alcanza el agua de alrededor de 60 grados hace que puedas sumergirte en sus aguas durante todo el año, además poseen cualidades curativas que merecen la pena probar, para el alivio de contracturas crónicas o problemas en la piel.

    Sierra de Gata, Cáceres

    Esta zona montañosa situada junto a la frontera de Portugal, ofrece además de múltiples piscinas naturales una cultura gastronómica envidiable. Además de un encanto rural que se siente en cada uno de los pueblos que rodean el paraje.

    Los charcones, Tenerife

    En la isla de Tenerife podemos disfrutar de una costa escarpada y rocosa (para acceder a las piscinas es necesario calzar escarpines) que hará las delicias de los amantes del esnorquel y el buceo profesional. Además de la impresionante fauna marina que podemos divisar en sus aguas, podemos encontrar piscinas naturales de diferentes tamaños y profundidades.

    El caletón, Tenerife

    Otra de las maravillas de la isla es esta piscina natural de forma rectangular que se encuentra esculpida en la piedra casi como si la hubiera diseñado el hombre. Con bordes redondeados y fondo liso, es sin lugar a dudas una de las piscinas naturales más especiales del mundo. Su origen data de una erupción volcánica sucedida en la zona durante el siglo 18.

    Rascafría, Madrid

    En la capital también podemos refrescarnos. Este cauce natural de agua proveniente del rio Lozoya, forma tres piscinas naturales muy amplias situadas en una zona de montaña sin igual, que sin lugar a dudas no dejan indiferentes a sus visitantes.

    Descubrir nuevos rincones

    Si eres un amante de las piscinas naturales y los parajes poco explorados. Existen un sinfín de ellas a lo largo del país, Así que, ya sabes si te gusta la aventura busca referencias y móntate tu propia experiencia paradisíaca en vacaciones.