Navidad 2016

Plantas de interior: El Potus, una ayuda para purificar el aire

Plantas de interior: El Potus, una ayuda para purificar el aire

El Potus es una planta única con multitud de beneficios, entre ellos purificar el aire y traer fortuna a tu hogar. ¡Querrás tener uno!

por en Jardinería, Ocio
Última actualización:
    Plantas de interior: El Potus, una ayuda para purificar el aire

    Seguro que alguna vez te has topado en casa de algún familiar o amigo con esta planta tan característica. Su nombre es Potus y es una de las plantas de interior más vendidas desde hace años, ¡y con razón! Cuenta con multitud de beneficios únicos como son la purificación del aire y la atracción de la buena fortuna. Además, se trata de una planta muy barata capaz de adaptarse a múltiples entornos, por lo que no requiere de grandes cuidados. ¿Quieres saber más? Te contamos todo lo que debes saber sobre el Potus, la mejor ayuda para purificar el aire.

    El Potus, también llamado “Potos” es una planta de origen tropical con hojas perennes de un color verde intenso. Suele presentarse como una planta de pequeñas dimensiones, pero es capaz de alcanzar, incluso, los 20 metros. En su desarrollo, sus ramificaciones se tornan una enredadera, uniéndose a los objetos que tiene cerca.
    La característica que la vuelve una planta especial y única es su capacidad de limpiar y renovar el aire, muy superior al de otras plantas. Con ella conseguirás eliminar sustancias dañinas y disfrutar de un aire fresco y oxigenado. Además, también elimina los malos olores. Por todo esto, es idónea para ser utilizada tanto en habitaciones, como en cocinas, salones o, incluso, en el baño.
    ¡Pero aún hay más! Sus hojas son muy beneficiosas para nuestra salud, especialmente cuando tenemos los ojos irritados o para prevenir las cataratas. Además, el Feng Shui suele utilizarla como una planta que supone todo un símbolo de suerte y fortuna, capaz de armonizar las energías de tu hogar.

    El Potus es una planta que no requiere excesivos cuidados, ya que son capaces de adaptarse tanto a interiores como a exteriores. Únicamente debes procurar que la planta cuente con humedad suficiente en épocas veraniegas.

    Bastará con que la rocíes con spray o que le pases un paño húmedo, ya que regarlas demasiado puede causar un exceso de humedad que volvería la volvería de un color más oscuro.
    También deberás controlar la luz solar. Si las hojas se vuelven amarillas, seguramente sea porque ha estado demasiado tiempo expuesta a los rayos solares y bastará con que la cambies de sitio para que se recupere. Por el contrario, si notas que las hojas están perdiendo intensidad y color, se debe a una falta de luz.
    En el cuidado debes prestar especial atención a que sus grandes hojas suelen acumular suciedad y polvo, por lo que deberás limpiarlas de vez en cuando con un trapo húmedo.

    Como ya hemos dicho, el Potus puede alcanzar una longitud importante. Una idea estupenda es colocarlo en un macetero colgante para que pueda seguir desarrollándose en forma de enredadera. Sin embargo, también puedes colocarlo en cualquier otro lugar que desees, teniendo en cuenta que al crecer se fusionará con los objetos que tendrá cerca, por lo que hay que llevar cuidado con muebles y lámparas. Es muy recomendable colocarlo en terrazas o balcones para conseguir un toque mucho más natural y, sobre todo, para crear tu pequeño espacio de meditación.

    681

    ESCRITO POR PUBLICADO EN JardineríaOcio

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares