Plantas ornamentales tóxicas para el ser humano

Descubre cuáles son las plantas ornamentales más tóxicas para las personas. ¡Quizá tengas una en casa y no lo sepas!

por , il

    A todas nos encanta tener un toque de vegetación en casa para darle frescura a cualquier estancia, pero lo cierto es que no todas las plantas son inofensivas. Los colores de la naturaleza a menudo nos indican de qué plantas debemos alejarnos, pero no siempre sabemos detectarlo. Te contamos cuáles son las plantas ornamentales más tóxicas para el ser humano. ¡Seguro que no lo habrías imaginado!

    Te recomendamos que también eches un vistazo a otras plantas con grandes beneficios como el potus que purifica el aire, las 20 plantas que mejoran la salud o las plantas repelentes de mosquitos. ¡Te encantarán!

    Flor de pascua

    Todas hemos tenido alguna vez en casa la tradicional planta de pascua, pero lo que seguro que no sabes es que sus hojas y flores resultan tóxicas para las personas, ya que contiene alcaloides, fenoles y resinas no aptas para los seres humanos. Tan sólo tocarlas puede producir dermatitis, pero si la comemos o ponemos en contacto las mucosas provocará diarrea, vómitos y dolores abdominales.

    Azaleas

    Las azaleas nos conquistan con sus llamativas flores, pero debemos huir de ellas. Esta planta contiene una sustancia que afecta al sistema cardiorrespiratorio con tanta gravedad que puede incluso llegar a provocar la muerte de la persona si no se actúa con rapidez. Los primeros síntomas son vómitos, dolor abdominal y baja frecuencia cardíaca y respiratoria.

    Hortensias

    Las hermosas flores de las hortensias ocultan un compuesto denominado hidragina, cuya ingestión produce unos efectos similares al cianuro. En el peor de los casos puede darse un aumento del ritmo cardíaco y asfixia e, incluso, provocar la muerte del intoxicado.

    Laurel en flor

    Su atrayente aroma a vainilla puede hacer que pensemos que esta planta es comestible, pero desde el tallo hasta los pétalos son especialmente tóxicos. Su ingestión es capaz de producir taquicardia y arritmia, e incluso un paro cardíaco en casos extremos en los que se haya consumido una cantidad muy elevada.

    Dumbcane

    El dumbcane es una planta tropical de interior que desprende toxicidad desde el primer momento en que entramos en contacto con ella. Sus altas dosis de oxalato cálcico y aspargina hacen que en cuanto toquemos nuestros ojos o boca, nuestras mucosas se irritarán, e incluso se dan casos de problemas gastrointestinales o daño renal.

    Aráceas

    La familia de las aráceas cuenta con multitud de especies, todas ellas venenosas. Los cristales de oxalatos de calcio y una enzima proteolítica son los causantes de provocar reacciones alérgicas, vómitos e irritación oral a todo aquel que ingiera estas sustancias. Los afectados deberán seguir un estricto tratamiento para reducir la inflamación.

    Amarilis

    Las grandes y atractivas flores de la amarilis la convierten en una de las plantas de interior más conocidas. Por fortuna, sólo presenta toxicidad en los bulbos, en los cuales abundan alcaloides que resultan tóxicos para las personas. Su ingestión puede provocar desde náuseas hasta convulsiones.