Preguntas que no pueden hacerte en una entrevista de trabajo

¿Tienes una entrevista de trabajo? Aprende cuáles son las preguntas que no pueden hacerte y, en caso de que las hagan, cuáles no debes contestar.

por , il

    Preguntas que no pueden hacerte en una entrevista de trabajo

    Las mujeres tenemos un gran potencial en el ámbito profesional, pero también nos lo ponen muy crudo a la hora de encontrar trabajo. Si ya te has topado con más de una situación desagradable, apunta estas preguntas que no pueden hacerte en una entrevista de trabajo. ¡Que no se pasen de la raya!

    ¿Qué preguntas no pueden hacerte en una entrevista de trabajo?

    • ¿Qué edad tienes? No es nada raro que un amigo o conocido nos pregunte por nuestra edad, pero cuando quien tiene curiosidad por dicho dato es alguien que nos está evaluando para comprobar si somos capaces de desempeñar un puesto de trabajo, la cosa cambia. Lo que debe valorarse son tus aptitudes y actitudes, y algo tan superficial como la edad no debería siquiera mencionarse.
    • ¿Cuál es tu peso y altura? Si esta información no es estrictamente necesaria para el puesto de trabajo, no tienes por qué contestar. Cada uno tiene su cuerpo y no influye para nada en el desempeño de un puesto normal y corriente.
    • ¿Eres creyente? Esta pregunta está de más en cualquier caso. ¿De verdad es importante cuál es tu fe religiosa, si es que la tienes, para optar a un puesto de trabajo? Sin duda, una pregunta totalmente discriminatoria.
    • ¿De qué partido eres? PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos… ¿qué más da de qué partido seas siempre que desempeñes correctamente tus funciones?
    • ¿Cuál es tu orientación sexual? Tus gustos sexuales no son incumbencia de nadie más que de ti. De hecho, apunta directamente a un caso de discriminación o, incluso, a un posible acoso.
    • ¿Tienes pareja? Si te hacen esta pregunta, huye. Está claro que depende del caso concreto, pero por lo general suele apuntar a dos razones: una, que esté intentando prever si en el futuro tendrás hijos, y dos, que tu entrevistador te está tirando los trastos. Sea cual sea el motivo, no te lo pienses y abandona la sala de inmediato.

    Preguntas sobre el embarazo en una entrevista de trabajo

    Las mujeres embarazadas lo tienen crudo en el ámbito profesional, y es que son muchas las empresas que despiden o no contratan a las mujeres en tal estado. Sin embargo, has de saber que son preguntas totalmente denunciables y que están penadas legalmente con sanciones de hasta 25.000 euros precisamente porque atentan contra la persona, por lo que no has de tener miedo en declarar en su contra.

    ¿Estás embarazada?” es la pregunta más directa que pueden hacerte, aunque también suelen abundar otras como “¿Te gustaría ser madre?” o “¿Tienes pensado tener hijos en un futuro?”. Desgraciadamente, si lo estás, probablemente sea la última que te hagan antes de que te inviten amablemente a abandonar la sala.

    También se han dado casos que van más allá de las propias palabras. Uno muy claro se dio en la empresa Iberia hacia las aspirantes a azafatas, las cuales debían hacerse una prueba de embarazo antes de ser contratadas.

    ¿Qué hacer contra estas preguntas en entrevistas de trabajo?

    Sabemos que hoy en día es muy difícil encontrar un buen puesto de trabajo y que, una vez se nos presenta esta situación, muchas veces no sabemos cómo reaccionar.

    Lo más recomendable es que trates de evitar contestar estas preguntas amablemente con un “no creo que esa información sea necesaria para el puesto al que aspiro” o “me va a disculpar, pero no me siento cómoda respondiendo a esa pregunta”. Evidentemente, si la situación empeora ha de hacérselo saber a su entrevistador asegurándole que se está sintiendo ofendida o, en el peor de los casos, levantarse y abandonar la sala. Por supuesto, antes de volver a casa te recomendamos que lo comentes a un profesional en el ámbito o a un policía para que pueda ayudarte en tu caso concreto.

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que también eches un vistazo a qué tan importante es la imagen personal en el trabajo y cómo cuidarla y a estas reglas de etiqueta para comer en la oficina.