Qué alimentos se pueden o no guardar en la nevera

¿Sabías que el aceite de coco se conserva mejor en el refrigerador? No te pierdas la lista de alimentos que se pueden o no guardar en la nevera.

por , il

    Qué alimentos se pueden o no guardar en la nevera

    Casi siempre guardamos los alimentos en la nevera que pensamos que deben refrigerarse. La verdad es que esta afirmación suena a perogrullo, pero lo que no sabemos es que a veces nos equivocamos hasta el fondo. Hoy te mostramos qué alimentos se pueden o no guardar en la nevera y con los que solemos cometer errores. ¡Toma nota!

    Alimentos que no se deben conservar en la nevera

    alimentos que no se deben meter en la nevera

    Comencemos por los ‘noes’. Alimentos que nos suelen confundir bastante, sobre todo con los cambios de estación. ‘¿Debo meter la piña en la nevera?’, ‘¡Hace un calor de muerte, así que todo para la nevera!’. Te suena, ¿verdad?. Apunta, porque seguro que tienes en la nevera más de uno de estos alimentos.

    • Frutas tropicales: no provienen de climas cálidos por casualidad. En general las frutas tropicales como el plátano, la sandía, la piña y la maracuyá pierden su sabor natural, e incluso se descomponen antes a bajas temperaturas. Lo mejor es que las conserves al aire libre mientras estén con piel y en verano, mejor congélalas peladas para que las disfrutes fresquitas en un smoothie.
    • Patatas: el almidón se convierte en azúcares con el frío. Así que pierden sabor, absorben olores y son menos nutritivas. Mejor consérvalas en un lugar ventilado y oscuro (las puedes meter en una bolsa de papel o en una cesta de mimbre con un trapo de algodón.
    • Cebolla y ajo: en la nevera pierden agua y absorben otros olores. ¿Ya lo sabías?
    • Tomates: un tomate frío es un tomate sin sabor. Mejor déjalos en el frutero o verdulero de tu cocina y refrigéralo cuando los conviertas en salsas o gazpacho.
    • Hierbas frescas: en la nevera se secan porque pierden agua y absorben otros olores, perdiendo su delicioso olor natural. Lo mejor es que las mantengas fuera uno o dos días si las vas a usar pronto, conservadas en aceite o vinagre en un bote de cristal o lavadas, picadas y congeladas en bolsas de congelación.
    • Cítricos: se resecan a bajas temperaturas y pierden sus aromas naturales, aunque con el exceso de calor también se pueden estropear. Su temperatura óptima son 20 grados. Mejor fuera de la nevera en invierno y dentro de la nevera en las olas de calor veraniegas.
    • Pan: tanto el pan como el pan de molde se reseca al meterlo en la nevera.
    • Aguacate: se corta su proceso de oxidación natural y pierde un poco su sabor, aunque depende de lo que desees conseguir. Si tienes muchos aguacates y no quieres que se maduren todos de golpe puedes meter algunos en la nevera y sacarlos unos días antes de comerlos.
    • Miel: no es un secreto que la miel pura se cristaliza con el frío.
    • Café: si eres de las que mete el café en la nevera, te estás perdiendo su delicioso aroma y sabor. Además, el café refrigerado absorbe otros olores.
    • Chocolate: salvo en los días de extremo calor de verano, se recomienda mantener el chocolate a temperatura ambiente. es mucho más delicioso.
    • Queso curado: como mejor sabe es guardado en una quesera a temperatura ambiente.

    Alimentos que se conservan mejor en el refrigerador

    alimentos que si se deben conservar en el refrigerador

    Ahora vamos con los alimentos que sí deben estar en la nevera. Seguro que muchos de ellos los conservas fuera porque piensas que no necesitan el frío.

    • Nueces: las avellanas, almendras y nueces se conservan mucho mejor en un tarro de cristal hermético dentro de la nevera. Evitarás que se pongan rancias.
    • Frutas secas: las uvas pasas, los dátiles o los arándanos secos también se deben conservar como las nueces: en la nevera y en tarros de cristal. De esta manera no se secarán.
    • Aceite de coco: en la nevera aguanta más porque se mantiene más fresco mucho más tiempo.
    • Bayas y uvas: este tipo de frutas tienen un proceso de maduración muy corto, por lo que las conservarás mejor en la nevera en tuppers con un poco de ventilación. Además, son más deliciosas fresquitas.
    • Aceite de oliva: en verano es mejor mantenerlo en la nevera para que no se caliente y pierda sus propiedades naturales.
    • Leches vegetales: la leche de soja o de almendras se debe de conservar en la nevera una vez abierta, igual que la leche de vaca. Suele durar unos diez días (aunque lo mejor es que lo mires en el envase).
    • Tortitas de maíz: si te gusta la comida mexicana y sueles comprarlas para hacer quesadillas, tacos o burritos, lo mejor es que las mantengas en la nevera dentro de su envase. Así te aguantarán más.
    • Mantequilla: aunque seguro que ya lo sabes, la mantequilla se estropea a temperatura ambiente y si no es refrigerada correctamente.
    • Laca de uñas: sí, lo sabemos, no es un alimento, pero no podíamos perder la oportunidad de contarte que los pintauñas se mantienen mejor en el refri. Además las cremas y otros productos de belleza se conservan mejor en la nevera.

    Además, si quieres tener una nevera impecable, no te pierdas estos métodos naturales para limpiar la nevera.