Navidad 2016

Recetas de Halloween: Ojos sangrientos y terroríficos

Recetas de Halloween: Ojos sangrientos y terroríficos

Recetas de Halloween: Ojos sangrientos y terroríficos. Si quieres sorprender a tus invitados en la noche de Halloween aquí tienes una sencilla receta, tan terrorífica como dulce.

por en Cocina, Ocio, Consejos, Halloween, Recetas Caseras
Última actualización:
    Recetas de Halloween: Ojos sangrientos y terroríficos

    ¿Te atreves con un postre terrorífico? Aquí tienes una de las recetas de Halloween que no pueden faltar en tu mesa para sorprender a tus invitados, grandes y pequeños: unos ojos sangrientos y terroríficos, pero con un sabor irresistible para darles un buen mordisco. Tomamos nota de la receta.


    Si quieres un postre único y aterrador, prueba la receta la Halloween con ojos sangrientos, bolas dulces de queso y galletas cubiertas de chocolate blanco. La decoración es la clave, para que realmente parezcan unos asustadizos ojos. La elaboración de esta receta es sencilla y fácil. Una vez que tenemos la mezcla de queso y galletas, podemos decorarla con botones de chocolate, por ejemplo. El resultado será un bocado delicioso, en perfecta armonía con la fiesta más terrorífica del año. Los ojos sangrientos son perfectos para ofrecer a los invitados un postre único y divertido, un colofón para acompañar a los ágapes o tentempiés de la fiesta de Halloween.


    Para preparar la masa de la receta de los ojos sangrientos necesitamos:

    • Queso (300 gramos)
    • Galletas (100 gramos)
    • Chocolate blanco (400 gramos)

    Para la decoración:

    • Botones de chocolate de colores
    • Chocolate negro (80 gramos)
    • Azúcar en polvo (150 gramos)
    • Huevos (clara de huevo)
    • Colorante (al gusto)


    1. Mezclar en un bol el queso y las galletas previamente picados. Derretimos, por separado, 50 gramos de chocolate blanco y dejamos enfriar antes de añadir a la mezcla. Agitamos con fuerza para mezclar bien todos los ingredientes.
    2. Con las manos trabajamos la masa formando bolas (de un diámetro de unos 3 centímetros), y las vamos colocando en una bandeja para hornear –forrar previamente con papel de horno- y dejamos enfriar 20 minutos en el congelador.

    3. Mientras tanto, derretimos la porción restante de chocolate blanco al baño maría, hasta lograr una fusión completa, y dejamos enfriar.
    4. Cogemos las bolas y las vamos sumergiendo en chocolate blanco, retirando con ayuda de un tener el exceso y las vamos colocando en la bandeja de hornear.
    5. Antes de que el chocolate cuaje, colocamos un botón en cada bola y dejamos enfriar en la nevera durante 15 minutos para que el chocolate y el resto de la masa se fusionen.
    6. Mientras tanto, vamos preparando la decoración de los ojos. Batimos las claras de huevo y tamizamos con azúcar glas, podemos añadir colorante de un rojo intenso.
    7. Derretimos el chocolate negro y, con la ayuda de un pincel muy fino, decoramos las bolas, con cables irregulares procedentes de la base del iris.
    8. Los ojos monstruosos ya están listos para servir y para asustar a sus invitados.

    Puedes incorporar a la decoración virutas de chocolate. O bien puedes mojar los bombones en chocolate negro y decorarlos con tonos blancos y verdes. Es aconsejable conservar en el refrigerador los ojos hasta que llegue el momento de servirlos. Puedes combinar esta receta con los dedos de bruja.

    638

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CocinaOcioConsejosHalloweenRecetas Caseras

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares